Facebook Twitter Google +1     Admin

Uruguay: el carnaval más extenso

20070719202934-images.jpg

Tres meses dura el carnaval más largo del mundo, en el que la "llamada" de los uruguayos descendientes de africanos constituye el acontecimiento ineludible.

El sonido del cuerno, similar al que emitían los esclavos en tiempos coloniales para convocar a los de sus tribus, invita aún a abandonarse al son de los tambores y el baile del candombe desde la previa, en enero, hasta la identificada como yapa, en marzo.

En ese ámbito, resulta inevitable recordar a las mujeres y hombres arrancados de sus tierras allende el Atlántico, quienes usaban los pocos días de asueto que les concedían sus amos para reencontrarse y celebrar por la sobrevivencia.

El desfile de unos 120 conjuntos, acompañados de los repiqueteos de tambores chico, repique, piano o bombo y encabezados por portabanderas, sigue a la llamada en estos tiempos.

Cada uno de los estandartes enarbolados en esa marcha posee un color diferente, relacionado con el país del cual provenían mayormente los esclavos en ese territorio sudamericano: Kenia, Senegal y Biafra.

A estos los sigue el escobillero, joven que hace malabares con un palo. También la Mama Vieja, que ironiza a las llamadas señoras en aquel entonces.

Junto a ellos desfilan el curandero o gramillero, quien anda con el botiquín del doctor blanco pero con yuyos o remedios tribales, los cuerpos de baile y los tamboreros.

En el jolgorio, que se celebra en la calle Flores, no faltan los estandartes con múltiples símbolos del imaginario africano y las cuerdas de tambores, unos 60 por comparsa.

La vieja calle sirve de escenario por la rica tradición afro y resistencia ciudadana de quienes la habitaron en otros tiempos, aseguran vecinos del lugar.

Sin embargo, muchos se quejan de que los funcionarios de la Municipalidad de Montevideo colocan sillas en las veredas y exigen a los interesados en usarlas comprar entradas numeradas con antelación.

Cuentan que un mes antes de la llamada, las casas de la Flores tienen alquilados sus balcones y terrazas para ver mejor el desfile, al mismo tiempo que proveen de asado, sándwiches, tortas, bebidas, el uso de los baños y también la cocina.

Esta última, por lo general, es demandada para calentar el agua destinada al expandido mate, porque el desfile comienza a las nueve de la noche y finaliza cerca de las seis de la mañana.

Otros espacios explotados en el contexto del largo carnaval uruguayo es el Teatro de Verano, anfiteatro al aire libre, enclavado entre dos cuchillas, a espaldas de un río.

En él compiten grupos humorísticos, parodistas, lubolos- expresión afro relacionada con los negros y blancos pintados de negros- y personas de ambos sexos empeñadas en mostrar las murgas, género teatral musical.

El canto, el diálogo, los gestos, las vestimentas, la puesta en escena son los elementos de comunicación de esa propuesta, presentada en tres fases.

En ellas, todo tiene un estricto sentido direccional dado por un tema. En 2006 fueron la Duda, la Muerte, el Fin del siglo y otros, vinculados a las obras de filósofos, historiadores, literatos y autores de renombre del país como Eduardo Galeano.

No es solo un juego de divertimento sino la vida, donde la alegría esta presente, pero si no pescas lo que siente y vive la gente "regás fuera de la maceta", aseguran los directivos del espectáculo.

Miércoles, 11 de Julio de 2007 14:45. Isabel Soto Mayedo #. Crónicas Latinoamericanas

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris