Facebook Twitter Google +1     Admin

Nuevitas ¡Peligro, derrumbe!

20080221045251-nuevitas-4.jpg

(Carta de una nuevitera ausente, pero pendiente)

   Nuevitas, municipio del Camaguey congratulado con la sede del homenaje por el 26 de julio, está en peligro de derrumbe. Cientos de casas amenazan con desaparecer y sus añejos techos de teja y madera arriesgan cada día la vida de sus moradores.

    Qué decir de un pueblo donde la Asamblea Municipal del Poder Popular tuvo que cambiar de sede hace varios años por la caída parcial de la edificación en que radicaba y todavía no se avizora la solución. Téngase en cuenta que hablo del antiguo Ayuntamiento Municipal, uno de los conjuntos arquitectónicos más emblemáticos del territorio.

   La Unidad de Mantenimiento e Inversiones de la Vivienda también perdió su local- en la calle Joaquín de Agüero, casi esquina Máximo Gómez-, mas la salida al problema fue sencilla: primero, ocuparon dos viviendas en “desuso”. Luego, pasaron a la parte trasera de lo que se conoce como el Centro de Cálculo.

   Situación similar enfrentan algunas de las más céntricas unidades de comercio del territorio, como El Eco, que tras ser declarada en peligro fue mudada para el Micro Distrito Ignacio Agramante. Desde entonces, agenciarse los productos de esa tienda implica gastos de energía, más que de dinero, para nueviteras y nueviteros de otras zonas.

   Y sigue el inventario: el local del Palacio de los Matrimonios- otrora Club Martí- está apuntalado; el cine Puerto Príncipe, situado al frente de una escuela primaria, pierde por día su sobretecho y arriesga a quienes pasan cerca de él. La biblioteca municipal Ricardo Cabrero, centro cultural de larga data y reservorio imprescindible de obras valiosas para los estudiantes de la sede universitaria municipal, perdió las tejas del portal y está en trámites de mudanza por idéntica razón.

   De poco sirvió el rescate del patrimonio tangible local impulsado una década atrás. La Cafetería 1846, cercana a la reconstruida Alameda de la calle Martí, volvió a perderse una vez más, para disgusto de quienes solían refrescar sus tardes con la cerveza y las empanadas que ofertaban en el lugar, al estilo español.

   Esto lo escribo sólo pensando en el centro histórico de Nuevitas. Un recorrido por la periferia, asusta más. Sin embargo, dolor mayor causa constatar que lo que se pierde en la “ciudad industrial”, nunca regresa, como si la desidia hubiera decidido instalarse de manera definitiva en ella.

   Comparto estas tristezas para ver si un día puedo rebatir con argumentos sólidos al señor que irónicamente sugirió que el cartel ¡Peligro, derrumbe!- colocado fuera de la casona colonial que alberga la biblioteca municipal-, debía estar a la entrada del pueblo.

Miércoles, 20 de Febrero de 2008 19:40. Isabel Soto Mayedo #. Cuba

Comentarios > Ir a formulario







Propuestas

Periodista con experiencias como corresponsal de prensa en Bolivia, Nicaragua, y Guatemala.
Licenciada en Educación especialidad Filosofía e Historia, con estudios de Doctorado en Ciencias de la Comunicación, de Maestría en Historia de América Latina, el Caribe y Cuba; y diplomada en Periodismo, Género y Comunicación, en Relaciones Internacionales, y en Problemas y retos de la Globalización en América Latina.
Investigadora del Instituto de Historia de Cuba, con estancias en el Departamento Ecuménico de Investigaciones (Costa Rica), en El Colegio de México y en la Universidad Nacional Autónoma de Managua (Nicaragua), y como periodista invitada de la Organización Internacional de las Migraciones.
Premio Iberoamericano de Ensayo sobre las Libertades Laicas (México, 2010), Premio Margot Rosezensweig de Poesía de la Academia Mexicana de Literatura Moderna (México, 2003), y Premio de Mini-cuentos. Editorial Generaco Ltda. (Brasil, 2011)

Temas

Archivos

Enlaces


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris