Facebook Twitter Google +1     Admin

Saldo inicial de feminicidios en Honduras, 2012

20120121214851-feminicidio-260711.jpg

Sólo en las tres primeras semanas del 2012, defensores de los derechos humanos contabilizaron al menos 18 feminicidios o asesinatos violentos de mujeres bajo la lógica patriarcal, en Honduras.

El país es considerado el segundo de la región por la ocurrencia de tales hechos, que acabaron con la vida de más de 300 féminas durante 2011, concuerdan feministas, activistas políticos y funcionarios.

Para el 25 de enero, Día de la Mujer Hondureña, el movimiento tendiente a sensibilizar a la sociedad con la urgencia de enfrentar estos asesinatos cobró mayor fuerza, alentada por los escándalos contra la corrupción policial y la impunidad con que actúa el crimen organizado en el territorio.

Organizaciones civiles y el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, exigen desde hace varios meses la revisión y aprobación del proyecto de Ley Contra el Feminicidio y Otras Formas de Violencia en Contra de la Mujer.

La propuesta, cuya versión inicial es cuestionada por algunos por desconocer lo que ellas viven en el país y cómo se desarrolla el sistema en su contra, fue presentada en agosto y su discusión quedó postergada en el Congreso Nacional, en 2011.

Más allá de esta iniciativa, los defensores de los derechos de las féminas demandan que al menos se tipifique el delito de feminicidio dentro del Código Penal.

Opinión compartida por estos sectores es que más que una legislación por los constantes crímenes contra las mujeres "por odio", lo que hace falta es decisión estatal para esclarecer los miles de feminicidios ocurridos en los últimos años.

Feminicidio es un neologismo derivado de la traducción del vocablo inglés "feminicide" y se refiere al homicidio evitable de mujeres por razones de género, aunque algunos lo utilizan por desconocimiento como la feminización del homicidio, explican expertas en la materia.

La insistencia en legitimar el término responde a la aspiración de trascender el concepto tradicional de las acciones violentas contra mujeres, para englobar otras conductas que no son tendidas en cuenta, como la falta de atención a problemas sanitarios que redundan en su pérdida u otros.

Hasta la fecha, este tipo de delitos está tipificado en México, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Chile, Guatemala y otros países latinoamericanos.

En Honduras, el debate al respecto entre organizaciones feministas e instancias estatales inició en años anteriores, pero quedó trunco a partir del Golpe de Estado del 28 de junio de 2009.

En los primeros días posteriores al madrugonazo contra el ex presidente Manuel Zelaya, los asesinatos de mujeres ascendieron 60 por ciento y existen indicios de crímenes colectivos en algunas poblaciones, según el Servicio de Noticias de la Mujer de Latinoamérica y el Caribe.

La Tribuna de las Mujeres contra los Feminicidios asegura que sólo en ese año fueron ultimadas 377, para un aumento de 125 con respecto al anterior.

Honduras es el segundo país del área con mayor cifra de feminicidios después de Guatemala: en los últimos seis años ocurrieron más de mil 750 y 80 por ciento de los casos quedó sin investigarse de forma adecuada.

Esto está aparejado a la coyuntura en el territorio más violento del mundo, cuya tasa de homicidios supera los 82,1 por cada 100 mil habitantes, según la Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito.

Sábado, 21 de Enero de 2012 13:35. Isabel Soto Mayedo #. Mujeres

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris