Facebook Twitter Google +1     Admin

Colmada Nicaragua por el espíritu mariano

20121129224318-purisimas.jpg

El espíritu mariano reina por estos días en instituciones, comercios, barrios y avenidas de Nicaragua, donde muchos celebran el aniversario 450 de la llegada de la Virgen María al territorio bajo el signo del colonialismo español.

Con el lema Bendecidos, Prosperados y en Victorias, los trabajadores de las diversas instituciones estatales y pobladores en general iniciaron lel 28 de noviembre el ritual católico conocido por novenario de la Purísima, respaldados una vez más por el gobierno sandinista.

La fe generalizada en ese símbolo de pureza y reconciliación para los seguidores del catolicismo es alentada en este país centroamericano por el gobierno encabezado por Daniel Ortega, también con el propósito de fomentar la unidad y la coincidencia de intereses a nivel nacional.

El derroche de colorido, distintivo de estas festividades, incluye luces, guirnaldas y adornos de corte religioso, sobre todo en altares marcados por la devoción.

Los colocados en los lugares públicos fueron concebidos por empleados estatales -sobre todo de la Cancillería, la Empresa Nacional de Puertos, el Ministerio de Educación, el Instituto Nicaragüense de Turismo y las alcaldías- y en ellos sobresalen las enormes réplicas de la madre de Dios.

En la capitalina avenida Bolívar, por ejemplo, la majestuosidad distingue a los altares erigidos como parte de las celebraciones de la Purísima, propulsadas por el Estado como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Varios son los rezos y composiciones musicales que resuenan al unísono por los parlantes en las calles y en el interior de los recintos de todo tipo, en franca muestra de devoción en tierra nicaragüense.

La mayoría de esas melodías fueron concebidas en tiempos coloniales y entre ellas destacan las del masayense Alejandro Vega: Salve Azucena Divina, Por eso el cristianismo; Tu gloria, tu gloria, y Toda Hermosa Eres María.

A su ritmo, ciudadanos de todas las edades, composición étnica, orígenes sociales y tendencias políticas, celebran en esos espacios y en los centros de culto católico el aniversario 450 de la llegada del legendario ícono religioso.

De forma paralela, proliferan las representaciones de lo que para los creyentes es el nacimiento del niño Jesús, y es que la Navidad y el homenaje a la Purísima están ligados por la tradición en esta nación, una de las más fervorosas seguidoras del catolicismo en América Latina.

Nicaragua se considera católica, aún con una Constitución política que declara la separación entre Iglesia y Estado, esto no es ni un problema jurídico, ni estadístico. Somos parte de un continente considerado una región eminentemente católica, afirma el especialista Guillermo Gómez.

Aunque el fenómeno de los nuevos movimientos religiosos incide en esta sociedad, como en casi toda la región, estos grupos desprendidos de otras tradiciones lejos de eliminar los credos a los que estuvieron apegados apenas transforman sus manifestaciones.

En consecuencia, subyace en la cultura nacional una arraigada expresión de piedad popular de sello católico y más de la mitad de la población se confiesa seguidora de la religión legada por los colonizadores españoles, según una encuesta de la firma M&R Consultores.

Jueves, 29 de Noviembre de 2012 14:43. Isabel Soto Mayedo #. América Latina

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris