Facebook Twitter Google +1     Admin

Ataque a Siria, solo cuestión de tiempo

20130828061238-zzzzzzzzzzzzzzzz.jpg

La Casa Blanca afirmó que sigue aún sin tomar una decisión sobre un eventual ataque estadounidense contra Siria, cuyo pretexto se alimenta bajo el supuesto uso de armas químicas por parte de las autoridades de Damasco.

Durante su habitual conferencia de prensa, el portavoz de la mansión ejecutiva, Jay Carney, volvió a repetir los mismos argumentos expresados desde que la semana pasada se endureciera el tono de la retórica del Gobierno de Barack Obama, que ha pedido reunir "con urgencia" las pruebas que incriminarían al gabinete de Bashar al-Assad.
Carney repitió que será el Presidente quien anuncie la decisión, que para no pocos observadores implica un eventual ataque con misiles crucero contra objetivos sirios.
El vocero ratificó que se sopesa la conducta a seguir y aunque ayer eludió detalles sobre el momento o tipo de acción, lo que sí afirmó es que una evaluación está en marcha y que podría darse a conocer esta semana.
Durante una imprevista declaración ayer, el secretario de Estado, John Kerry, advirtió casi de manera concluyente que existe una evidencia irrefutable (aunque no aportó ninguna) en la acusación contra Siria, algo que muchos observadores interpretan como otro paso hacia el desenlace de los acontecimientos.
El Gobierno de Al-Assad niega rotundamente las imputaciones de que ha empelado armas químicas contra la población civil y asegura que esto responde a una campaña orquestada por Estados Unidos y Occidente, la cual califica de burda manipulación para impulsar esos añorados planes de intervención militar en la nación árabe.
Los grupos de la llamada oposición armada dicen que el Ejército Árabe Sirio realizó un presumible ataque con gases tóxicos el 21 de agosto en Damasco, hecho que se ha tomado como argumento para el incremento de las tensiones.
La administración de Bashar al-Assad presentó indicios de que es la oposición la que utiliza ese tipo de armamento, lo cual se confirmó en un informe realizado por especialistas rusos.
Desde el lunes una misión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se encuentra en Siria para evaluar la situación en el terreno, gracias a la cooperación de sus autoridades.
Las fuerzas irregulares utilizaron francotiradores para agredir al convoy de expertos, según difundieron medios de prensa.
Obama realizó el sábado una reunión con su equipo de seguridad y ordenó reunir en el más breve plazo todas las pruebas del presunto uso de armas químicas, línea roja que de pasarla Damasco podría provocar la respuesta armada.
De hecho, fuerzas del Pentágono continúan sus movimientos navales y se aproximan a las costas de ese país de Oriente Medio.
Algunos legisladores ya consideran que la agresión a Siria podría ser inminente y que el presidente Obama no necesitaría la aprobación del Congreso para ello (como ocurrió en Libia en 2011).
Mientras, consejeros presidenciales sugirieron que cualquier decisión que se tome tenga en cuenta el modelo de intervención en Kosovo en 1999, realizado bajo el paraguas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, que permitiría actuar sin un mandato del Consejo de Seguridad de la ONU.
Expertos castrenses, miembros del Congreso y otros entendidos opinan que la variante más probable sería la utilización de misiles crucero para atacar blancos sirios.
La eventual acción aliada implicaría disparar ese tipo de armas desde buques anclados en el Mediterráneo y fuera del espacio aéreo exterior de ese país para, según observadores, proporcionar la opción más segura para las fuerzas aliadas, destacó un reportaje del diario USA Today.
El presidente ruso, Vladimir Putin, afirmó la víspera en una conversación telefónica con el primer ministro británico, David Cameron, que no existía ninguna evidencia sobre el uso de gases venenosos por el Gobierno de Al-Assad.
Y de momento, Italia descartó participar en un ataque armado al estado mesoriental sin la aprobación y el mandato del Consejo de Seguridad de la ONU.
Por su parte, Siria emplazó a sus acusadores a nivel internacional a que expongan al menos una prueba en su contra sobre el presunto ataque con armas químicas.
En el actual escenario, la prensa recordó que entre los momentos clave de la carrera política del actual mandatario estuvo un discurso pronunciado por él en octubre 2002, cuando desafiando la marea de la opinión pública se opuso a la guerra contra Irak (la invasión se inició en marzo de 2003).
Tal postura ayudó a Obama a ganar la nominación demócrata en 2008, y más tarde la Casa Blanca.
Ahora, dentro de la Oficina Oval, Obama se enfrenta a la posibilidad de involucrar a Estados Unidos en otro conflicto en Oriente Medio de dimensiones imprevistas y la pregunta sigue siendo cuándo.
Entretanto, la cadena CNN publica en sus cintillos de noticias que "el Presidente informará su decisión en los próximos días".

(En: http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=1802691&Itemid=1)

Martes, 27 de Agosto de 2013 22:12. Isabel Soto Mayedo #. Militarización y militarismo

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris