Facebook Twitter Google +1     Admin

Con los trabajadores siempre se cuenta en Nicaragua

20130907164742-ec3.jpg

Los obreros siempre somos consultados por el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional en Nicaragua, aseguró Luis Barbosa, secretario general de la Central Sindical de Trabajadores José Benito Escobar.

En diálogo con Prensa Latina, el dirigente de ese bloque sindical reconoció la política de consenso desarrollada en el último sexenio desde la administración que encabeza el presidente Daniel Ortega y los puntos de acuerdos a los cuales llegaron ambas partes en virtud de esa estrategia.
"Tenemos mesa del salario mínimo, mesa de concertación respecto a las leyes en la Asamblea Nacional, el Código Procesal Laboral y el Convenio 189 de la Organización Internacional de Trabajo (OIT), que reconoce los derechos laborales para las trabajadoras del hogar y la familia", detalló.
"Tenemos una serie de puntos en los que los trabajadores estamos de manera permanente, incidiendo y siendo consultados", enfatizó el líder del sector de la construcción en Nicaragua.
Para Barbosa resulta efectiva la política aplicada en estos años por el gobierno sandinista, encaminada a generar riquezas para combatir la pobreza, acorde con su Plan de Desarrollo Humano y su Programa Económico Financiero.
"El impacto de esa política sí se siente", aseveró, con relación a los resultados obtenidos con la aplicación de proyectos de beneficio popular como Hambre Cero, Usura Cero, el Bono Productivo Alimentario y otros.
"Cuando vas al campo y ves a una madre soltera que antes no tenía para darle de comer a sus hijos y ahora tiene 15 gallinitas, y al siguiente día tiene 15 huevos y con ellos puede darle de comer a sus hijos, estás viendo ese impacto", ejemplificó.
También se percibe "cuando vez a una familia pobre a la cual le dieron una vaquita que le produce de cinco a seis litros de leche, con los cuales alimentarse y hasta hacer algo de dinero con la venta de alguno de ellos", añadió.
De ese modo aludió a la entrega de capital en especie, es decir, en aves, reses y otros animales de crianza, a las más de 100 mil mujeres favorecidas con el Bono Productivo Alimentario.
Claro que nosotros quisiéramos que esos resultados fueran mayores, pero cuando uno ve los males dejados por el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, por lo cual creció tanto la pobreza en estos países, uno se siente complacido porque en Nicaragua se viene reduciendo aunque todavía falta mucho, manifestó.
Barbosa compartió su confianza en que la negociación con vista a reformar la Ley del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), programada para poco después del 15 de septiembre, redundará en favor de la clase trabajadora por cuanto puede proporcionar una jubilación más digna.
Recordó que la propuesta de los sindicatos está en la Asamblea Nacional, parlamento unicameral, acorde con la cual defenderán el mantenimiento de la edad del retiro laboral, fijada en 60 años de edad, y del número de semanas que deben cotizarse ante el INSS para tener derecho a jubilación.
En cuanto al tema hay un acuerdo de que no se subirá la edad, ni los años para la pensión reducida, y el gobierno va a honrar la deuda histórica con la institución, pese a que nada tuvo que ver en su conformación y menos en su incremento, señaló.
Nuestra propuesta es que los empresarios paguen 3.17 y los trabajadores 1.77, allí está la distribución, y esa es la que vamos a discutir cuando nos convoquen a la mesa de diálogo tripartita (trabajadores, empresarios y gobierno), subrayó.
Incrementar la tasa o cuota de pago es necesaria y no se niegan a ello, "porque al final del período quien va a recibir la pensión seremos nosotros y queremos irnos con una pensión digna", remarcó.
"Estamos hablando de un incremento en nueve años, que prácticamente no se va a sentir porque serán a razón de 1.17, 1.18 o 1.20 cada 12 meses", consideró.
Todo esto está perfectamente calculado, pero viene la discusión sobre la inversión y la tasa de retorno, cómo bajar los gastos administrativos del 11 al seis por ciento como establece la ciencia actuarial, añadió, para agregar que con eso ahorrarían al sistema 500 millones de córdobas cada año (20 millones de dólares).
Los trabajadores sabemos que debemos hacer un aporte mayor a la tasa de la seguridad social, igual que los empresarios, enfatizó.

Sábado, 07 de Septiembre de 2013 08:47. Isabel Soto Mayedo #. América

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris