Facebook Twitter Google +1     Admin

Corrupción y desigualdad obligan a cambiar Costa Rica, opina diputado

20140221171114-henry-mora.jpg

La necesidad de un cambio en Costa Rica es constante hoy en los discursos electorales por cuanto hay un reconocimiento amplio de la incidencia de la corrupción, mayor desigualdad e incapacidad para reducir la pobreza.

De acuerdo con declaraciones a Prensa Latina del diputado electo del Partido Acción Ciudadana (PAC), Henry Mora, los tres pilares del Plan de Gobierno de esa organización de centro izquierda están dirigidos a frenar y revertir tales problemáticas, en la medida de lo posible.
Para esa fuerza política -cuyo presidenciable, Luis Guillermo Solís, resultó vencedor en las elecciones generales del 2 de febrero-, será prioridad la lucha frontal contra la corrupción en todos los niveles del Estado, incluida la evasión fiscal, precisó vía Internet el legislador herediano.
Otras metas esenciales, añadió el profesor de Economía en la Universidad Nacional, son revertir el aumento en la desigualdad y erradicar la pobreza extrema, que afecta en estos momentos a más de 320 mil personas.
A juicio del académico, reconocido por sus trabajos científicos de denuncia contra los posibles efectos del Tratado de Libre Comercio Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos, varios aspectos distinguen esta vez el ambiente electoral en Costa Rica.
El hecho de que el PAC vaya una vez más a segunda ronda, el 6 de abril venidero, y el crecimiento de la izquierda son dos aspectos destacables en medio de este panorama, de acuerdo con Mora.
Ello está asociado a otro elemento novedoso señalado por el elegido por unanimidad como subjefe de la bancada del PAC para la próxima legislatura: la posibilidad de que por primera vez, después de 65 años, los partidos y sectores tradicionales no ganen una elección en este país.
Costa Rica, otrora promovido como paraíso centroamericano devino una de las naciones más desiguales de América Latina, según el XIX Informe Estado de la Nación, y ello cimentó en buena medida el abstencionismo registrado en la primera vuelta de los comicios (más de 31 por ciento).
Reducir esa cifra es uno de los principales desafíos para la segunda ronda del sufragio, en la cual el candidato del PAC contenderá con el del gobernante Partido Liberación Nacional, el exalcalde capitalino Johnny Araya.
Cualquiera de los dos que resulte triunfador y logre erigirse como presidente para el período 2014-2018 tendrá que recurrir al diálogo y al consenso, por cuanto tendrá una Asamblea Legislativa fragmentada y marcada por una polarización ideológica poco usual en la historia de Costa Rica.

Viernes, 21 de Febrero de 2014 09:11. Isabel Soto Mayedo #. Amerrique

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris