Facebook Twitter Google +1     Admin

Nubarrones ensombrecen el panorama electoral en Costa Rica

20140312165408-cr-papeletas.jpg

La controversia por la detección de papeletas presuntamente falsas en manos de algunos ciudadanos suma un punto más al controversial panorama electoral en Costa Rica a solo unas tres semanas de la segunda ronda.

Pese al intento de las autoridades electorales de contener los cuestionamientos por esa situación, la duda cunde ante la aparición de esas boletas y acrecienta el desconcierto desatado por la renuncia del candidato del Partido Liberación Nacional (PLN), Johnny Araya, a hacer campaña política.

Activistas sociales y miembros de distintos partidos coinciden en que esas papeletas, falsas o no, debieron ser producidas a partir de una imagen de las originales y por ende, su aparición precoz en las calles prueba la violación de las medidas de seguridad del órgano rector del sufragio.

Una situación como esa pudiera ser el preludio de un intento de fraude en las urnas este 6 de abril, sobre todo si se considera que la renuncia de Araya es una estrategia de los liberacionistas para desmovilizar a sus oponentes, concuerdan.

El aspirante del PLN anunció su retiro tras conocerse la arrolladora mayoría que respalda a su contraparte del Partido Acción Ciudadana (PAC), Luis Guillermo Solís, según varias encuestas, pero deberá presentarse a la votación por mandato de la Constitución Política.

Mientras, la dirección de esa organización -en el Gobierno durante dos períodos consecutivos (2006-2014)- asume la labor proselitista y despliega amplias movilizaciones en distintas regiones del país.

Estos hechos enturbiaron el ambiente previo a la segunda ronda de los comicios, por cuanto generaron un clima de desinformación y alentaron el desconcierto entre buena parte de la ciudadanía.

Para el excandidato presidencial, Vladimir de la Cruz, sacar papelería anticipadamente puede servir para darle una papeleta marcada a un votante para que la introduzca en la urna y la que él recibe en blanco la saque del recinto, y la entregue a los miembros de mesa, a cambio de un precio.

Frente a ese panorama el PAC envió una nota al presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Luis Antonio Sobrado, y al director del Registro Electoral, Héctor Fernández, en la cual exigió información veraz sobre las papeletas en manos de personas ajenas a la organización del sufragio.

Esto "contribuye a crear una atmósfera de incertidumbre sobre un proceso que tanto el TSE como el PAC aspiramos a que sea transparente, como condición de un mandato claro e incuestionable del Soberano", precisa el texto, rubricado por la secretaria general, Olga Marta Sánchez.

Aunque el TSE aseguró que delimitará responsabilidades, el PAC insistió en proceder en ese sentido.

El PLN estuvo implicado antes en denuncias de violación al material electoral previo a elecciones presidenciales o por posibles fraudes en estas en Costa Rica.

En 1953 se denunció el hallazgo de papeletas marcadas antes de tiempo en favor del aspirante de ese partido, José Figueres Ferrer, quien disputaba la Presidencia con Fernando Castro, del Partido Demócrata.

Durante la contienda de 2006 las acusaciones de fraude recayeron sobre el postulado por esa agrupación, Oscar Arias, quien venció por apretado margen a Ottón Solís (PAC) y ello fue interpretado por diversos sectores sociales como una prueba de la adulteración de los resultados de la justa.

Miércoles, 12 de Marzo de 2014 08:49. Isabel Soto Mayedo #. América

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris