Facebook Twitter Google +1     Admin

Reaccionan autoridades de Educación en Cuba contra el fraude y la corrupción

20140521211757-cuba-educacion.jpg

El Ministerio de Educación Superior de Cuba reaccionó este martes contra el fraude y la corrupción, evidenciados en el ámbito de los exámenes nacionales a los estudiantes de duodécimo grado interesados en acceder a carreras universitarias en el sistema educacional gratuito del país.

Una nota publicada en el diario Granma refleja la decisión de volver a efectuar la prueba de Matemáticas por las irregularidades detectadas:

"El pasado 6 de mayo comenzaron a aplicarse en el país los exámenes de ingreso a la Educación Superior para todos los tipos de cursos y carreras que se ofertan. Ese día se realizó el primer examen correspondiente a la asignatura de Matemática.

Posterior a la conclusión del examen, por diversas vías, se recibieron informaciones sobre la filtración de este y el dominio de su contenido por estudiantes de varios preuniversitarios de la capital.

En la tarde del propio día 6 se iniciaron las investigaciones pertinentes, dirigidas a la búsqueda de elementos que evidenciaran la certeza de las denuncias, condujeran a tomar decisiones ajustadas a las normas, principios éticos y legales que caracterizan el ingreso a la Educación Superior en Cuba.

Ante este hecho, se tomó la decisión de sustituir los temarios de los exámenes de las asignaturas de Español e Historia que se iban a aplicar en La Habana, los que se distribuyeron pocas horas antes de su realización en las fechas previstas.

Después de varios días de investigación, se ha podido determinar que personas inescrupulosas sustrajeron los exámenes a pesar de las medidas adoptadas y que, en el caso de La Habana, la prueba de Matemática estuvo en manos de un grupo de estudiantes, quienes la obtuvieron por distintas formas, incluyendo acciones lucrativas. Hasta el momento hay tres profesores de la Enseñanza Preuniversitaria involucrados.

En consideración con la relevancia de este proceso, transparencia que lo ha caracterizado y lo justo que debe ser con las cualidades y conocimientos de todos los aspirantes, se ha decidido anular los resultados anteriores y repetir la prueba de Matemática a todos los optantes por el ingreso a la Educación Superior en la provincia de La Habana, el lunes 26 de mayo de 2014 a las 9 de la mañana, en las mismas sedes donde se realizó el primer examen.

Se continúan las investigaciones y se adoptarán las medidas previstas en nuestra legalidad con los implicados en tan reprochable acto.

Hechos de esta naturaleza, que atentan contra el prestigio del sistema educacional cubano, defendido con honestidad por la inmensa mayoría de nuestros maestros, profesores, estudiantes y familiares, nunca quedarán impunes", concluye el comunicado, emitido por el Ministerio de Educación Superior y la Comisión de Ingreso Nacional.

En un comentario publicado por Granma bajo el título El fraude es inadmisible y no quedará impune, el periodista Óscar Sánchez recuerda la máxima martiana de que "educar es depositar en cada hom­­­bre toda la obra humana que le ha antecedido: es hacer a cada hombre resultado del mundo vi­viente, hasta el día en que vive; es po­nerlo a nivel de su tiempo, para que flote sobre él, y no dejarlo debajo de su tiempo, con lo que no podrá salir a flote; es preparar al hombre para la vida" (Es­cuela de electricidad, Revista La América, Nueva York, no­viembre de 1883).

  Concordamos con el autor en que cada día el magisterio cubano debe enarbolar como bandera esa enseñanza del héroe nacional y con que resulta inadmisible que profesores -hasta ahora tres ya de­tenidos por las autoridades-, propongan a los estudiantes un negocio lucrativo me­diante el cual se altere una calificación o se filtre un examen de cualquier tipo, como ocurrió este 6 de mayo con el de Matemática.

   "Un profesor vinculado a un he­cho de fraude no educa ni enseña, envilece y ha de caer sobre él la máxima fuerza de la sanción para estos casos. Padres que amparen esa actitud y conduzcan a sus hijos a una fechoría de este tipo, cometen el crimen de comprar lo que deben exigir que se gane como hombre de bien. Alumno que participa de un fraude solo consigue autoengañarse y lo que es peor, se edifica sobre la mentira. Comparte la misma responsabilidad quien guarde silencio cómplice", define Sánchez.

   Alude al proceso de construcción y actualización de nuestro modelo económico y social, lo cual pasa justamente por la educación e instrucción de la juventud.

  "¿Cómo entonces admitir algo tan discordante con los valores que hemos forjado y defendido por más de 50 años? La educación de un pueblo significa independencia, soberanía. A los hombres se les domina, manipula y engaña, solo si no están bien preparados, y Cuba lo sabe bien; por eso el primer derecho humano que entregó esta Revolu­ción fue el de saber leer y escribir", subrayá.

   "Quienes dirigen en nuestro sistema de educación, en cualquiera de sus enseñanzas, han de perfeccionar los métodos y procesos frente a este flagelo destructor de valores", sugiere y rememora hechos similares en el pasado año con relación a un examen también de Matemática de onceno grado y en esta capital.

   En esa ocasión los autores recibieron las sanciones correspondientes, pese a lo cual vuelve a repetirse la irregularidad, lo cual empaña la imagen de lo que acontece en torno al sistema de enseñanza en el territorio y en particular, en La Habana.

    Por eso, insiste Sánchez, "no puede quedar fuera ningún es­labón de la cadena en el análisis, porque tampoco puede quedar im­­pune algo tan denigrante y bo­chornoso".

   No podemos convivir con la men­tira, porque se apoderaría de nosotros algo peor, la falta de credibilidad en una obra, que como pocas en el mundo, ha hecho tanto por la educación de sus hijos y las de otros en el planeta, suscribe.

   Un fraude es una farsa y si es escolar, repercute en la economía o en cualquier otra esfera de la sociedad, pues si el fraudulento llegara a graduarse no tendría cómo hacer desarrollar al país, si no es  sobre la propia mentira, agrega.

   Considera que la verdad es el bastión de donde emergió invicta la Revolución, lo que la hizo sólida sobre el postulado de Fidel Castro de que esta es no mentir jamás ni violar principios éticos. Pasar por encima de ese principio es ofenderla, ponerla en peligro, advierte.

   "Los que intentaron sacar ventajas sin estudiar en varios preuniversitarios de La Habana son la causa por la cual se hace obligado repetir el examen. El próximo día 26 todos los aspirantes tendrán una nueva oportunidad, pero en igualdad de condiciones", precisa el periodista.

   Como señaló la nota ministerial, esta nueva convocatoria abarcará por igual a quienes suspendieron, a los que incurrieron en el despreciable fraude y a los que vencieron la prueba por sus propios conocimientos, esfuerzos y méritos.

   "A estos últimos, no debe haber nada que los inquiete; ellos son,  también al decir de Martí, los hombres, que se cultivan, y se le­vantan  por sí propio, y llegan a ser los más altos de los reyes. Volverán a pasar la meta", destaca.

   Sin dudas la calidad del sistema de enseñanza público cu bano es reconocida en el mundo, por el desempeño de miles de profesionales resultantes de este, gracias a que la Revolución puso en la educación  su desvelo y la mayor cantidad de sus recursos, como expresa Sánchez.

   Hacia ese sector y a la salud va cada año la mayor parte del  presupuesto anual, en virtud de lo cual en más de medio siglo varios millones de jóvenes pudieron obtener un título de nivel superior sin retribuir a cambio más que pruebas de los conocimientos adquiridos, porque en la medida que avanzó el proceso transformador las oportunidades fueron iguales para todos sin distinción de raza, orientación sexual, religiosa o de otro tipo.

  "Esa riqueza social hay que defenderla, como mismo hacemos con nuestro cielo, con nuestras cos­tas, porque en ello nos va la potencialidad del capital humano que he­mos construido, pilar esencial de la obra revolucionaria", termina el artículo publicado en Granma a tono con la develación de otro caso masivo de fraude y corrupción en el magisterio que incentivó el descontento en múltiples sectores de la población y en particular, en los familiares de esos estudiantes llenos de méritos que pasaron el examen y dieron lo mejor de si sin la ventaja de los fraudulentos y ahora tendrán que volver a demostrar lo aprendido.


Miércoles, 21 de Mayo de 2014 13:14. Isabel Soto Mayedo #. Cuba

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris