Facebook Twitter Google +1     Admin

Critican intransigencia de sindicalistas del magisterio en Costa Rica

20140524193726-costa-rica-educadores.jpg

Parte del movimiento sindical procura convertir la causa justa de los educadores con problemas de pago en un arma contra el gobierno del presidente Luis Guillermo Solís, coinciden sindicalistas y observadores políticos en Costa Rica.

A juicio de estos resulta cuestionable la intransigencia de ciertos dirigentes magisteriales ante los esfuerzos del mandatario y su equipo de Gobierno, quienes asumieron hace solo 16 días, por resolver un problema legado por la administración de Laura Chinchilla (2010-2014).
Después de tres semanas de huelga y múltiples esfuerzos del Ministerio de Educación Pública (MEP) por poner al día las deudas salariales acumuladas, los sindicatos siguen sin dar señales de pretender levantar el movimiento, señala el diario digital Informa-tico.com
Incluso, desestimaron un convenio de las nuevas autoridades de esa carpeta con el sistema bancario para acelerar la solución a los tres mil casos más graves dentro de la problemática que afecta a más de 13 mil trabajadores de la enseñanza.
La exigencia de la dirección del bloque magisterial es que se cancele hasta el último centavo de los adeudos, algo que es evidente no podrá lograrse a corto plazo, dado el gigantesco desorden dejado por el anterior Gobierno, subraya la publicación.
Recuerda que la crisis salarial está asociada a irregularidades en materia de planillas y a la falta de planificación con que esas autoridades decidieron echar a andar en abril el nuevo sistema de cómputo Integra2.
En ese mes las organizaciones magisteriales ya sabían lo que pasaba, pero esperaron al lunes 5 de mayo, tres días antes del cambio de gobierno, para lanzar la huelga, hace notar el sociólogo Eric Solera.
Para el analista es objetable la decisión de cobrar la culpa a unas autoridades noveles que, por más que quisieran, tendrían que hacer una inevitable curva de ubicación, de información, de aprendizaje, de diseño de soluciones, difícilmente transitable en cinco días de gestión.
Integrantes del movimiento sindical, que pidieron el anonimato, creen que el interés de un grupo de la dirigencia era aprovechar la crisis salarial para poner en jaque al primer gobierno del Partido Acción Ciudadana, al cual ven como extensión disfrazada del neoliberalismo del Partido Liberación Nacional.
El 30 de abril un desfile protagonizado por más de mil 200 trabajadores de la enseñanza dio inicio al movimiento contra el atrasado en los pagos de salarios causado por las autoridades anteriores del MEP, el cual reforzó sus acciones desde el lunes 5 de mayo con una huelga que persiste hasta este día.

Sábado, 24 de Mayo de 2014 11:37. Isabel Soto Mayedo #. América Latina

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris