Facebook Twitter Google +1     Admin

Relaciones comerciales Cuba-China superarán el 25 por ciento

20140722190359-cuba-china.jpg

Cuba y China suscribieron varios acuerdos de cooperación que tributan a una mayor integración de sus economías, y ratifican a la nación asiática como el segundo socio comercial del país caribeño.

Durante un Foro de Negocios, celebrado en el Hotel Nacional de Cuba, representantes del Buró de Desarrollo del Comercio chino y miembros de la Cámara de Comercio de la República de Cuba rubricaron un convenio para viabilizar más la ampliación y diversificación del intercambio empresarial.

Otros acuerdos pretenden incrementar las oportunidades de negociaciones e inversión en sectores como las energías renovables y la producción de alimentos, según el titular de esa institución, Orlando Hernández.

El funcionario explicó que las negociaciones bilaterales tuvieron lugar un momento crucial para la economía nacional, cuando se toman medidas para otorgar mayor autonomía a las empresas y se les exige una gestión más efectiva.

En 2013 la relación comercial Cuba-China superó los mil 410 millones de dólares y a partir de este año, con la firma de los nuevos acuerdos, puede incrementarse en más de un 25 por ciento, según trascendió en ese ámbito.

Directivos de la Industria Ligera de China (Chinalight) aprovecharon la ocasión para indagar acerca de las nuevas facilidades que brinda la Ley 118 de Inversión Extranjera y los atractivos de la Zona Especial de Desarrollo Mariel, en virtud de lo cual evaluaron junto a funcionarios cubanos posibles proyectos.

Representantes de la Empresa CITIC Internacional Co. también preguntaron por el funcionamiento de la industria cubana y su sistema de importaciones, en correspondencia con lo cual manegaron propuestas de cooperación que incluyen la interacción del capital humano.

Después del foro sesionó un seminario auspiciado por la Agencia de Promoción de Inversiones de China, en el cual representantes cubanos dieron detalles sobre las recientes modificaciones de la industria biofarmacéutica y de cómo el capital foráneo puede formar parte de esta.

Los empresarios chinos también recibieron detalles del impacto que van teniendo en la economía cubana las formas no estatales de gestión en la producción y los servicios, la creación de cooperativas no agropecuarias, y la apertura a proyectos locales en todo el país.

China y Venezuela, otra asociación estratégica integral

Una asociación estratégica integral dejó como saldo la visita de dos días que el presidente de China realizó a Venezuela, en una gira de trabajo que terminó con la firma de 38 nuevos acuerdos en sectores claves para las economías de ambos países: finanzas, energía, minería, agricultura, infraestructura, industrialización y tecnologías.

De la XIII Comisión mixta de alto nivel China-Venezuela, que sesionó durante la visita del estadista asiático, se derivaron decisiones de cooperación en el terreno cultural y social, particularmente este último dirigido a la reducción de la pobreza en las dos naciones.

Entre lo convenido destacó el desarrollo de infraestructuras que serán de utilidad, incluso, para las naciones miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y del Mercado Común del Sur (Mercosur).

Igual se habló de hacer avanzar el programa espacial con la instalación de un tercer satélite en Venezuela, y la creación de una fábrica de ellos y de sus componentes en este territorio suramericano.

Al mismo tiempo los bancos centrales de los dos países suscribieron un convenio de cooperación, dirigido a favorecer el intercambio de información acerca de metodologías estadísticas, estrategias de política monetaria y mecanismos de financiamiento.

También el Banco de Desarrollo de China, (BDC) estableció una oficina en Caracas, que al decir de  su presidente, Hu Huaiban, se explica porque Venezuela constituye el principal receptor de los préstamos de ese ente emisor en latinoamérica.

La cooperación integral chino-venezolana supera los 50 mil millones de dólares, a través de mecanismos de inversión como el Fondo Conjunto Chino-Venezolano que impulsa más de 240 proyecto, y el de financiamiento que agrupa otros 67 planes, según el presidente del Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela, Simón Zerpa.

Durante la firma de los acuerdos el mandatario chino, Xi Jinping, calificó de exitosos y prometedores los vínculos y abogó por fortalecer la cooperación con mayores saltos en los vínculos para asegurar un futuro más prometedor.

Por su parte, el presidente Nicolás Maduro señaló que los acuerdos son extraordinarios, China resulta la potencia emergente más importante del siglo XXI y demostró que “es posible alzarse como potencia sin ser imperio”.

Construir un mundo multipolar, multicéntrico, de paz y prosperidad calificó Maduro el objetivo de las relaciones entre ambos países.

Los lazos entre Caracas y Beijing se entroncan con el programa de desarrollo venezolano, el denominado Plan de la Patria, concebido como estrategia económica, política y social hasta el 2019 por el fallecido presidente Hugo Chávez, precisó Maduro.

Asimismo, comparó que los vínculos con la nación asiática son de beneficio mutuo, que para Venezuela significa catapultar las capacidades productivas, de mayor transferencia de tecnología, dirigida a potenciar el avance económico y social en este país.

La visita de Jinping, ocurrió en el marco de la celebración, el 28 de junio pasado de 40 años de relaciones diplomáticas y que adquirió mayor dimensión durante el mandato de Chávez.

El volumen del intercambio comercial aumentó de apenas 20 convenios antes de 1998 a más de 450 hasta el 2013, lo cual ubica a Beijing como segundo socio comercial de Venezuela que, a su vez, constituye el cuarto para China en América Latina, como importante proveedor de energía, y el principal mercado de concesión de las obras.

Además, de proyectos tan importantes como la puesta en marcha de los satélites Simón Bolívar y Francisco de Miranda; otros muchos se desarrollan en vivienda, plantas eléctricas, líneas transformadoras de electricidad, redes de telecomunicaciones, carreteras y puentes, entre otras.

En la mesa sobre Petróleo y Minería, parte de la XIII Comisión Mixta de Alto Nivel, el ministro venezolano de ese sector, Rafael Ramírez, comparó que desde 2005, cuando comenzó el envío de petróleo a China, el volumen de suministro pasó de 49 mil barriles diarios a 524 mil, con un incremento de la factura petrolera anual de 580 millones de dólares a 19 mil 376 millones en ese lapso.

La meta es, anunció, un millón de barriles diarios.

Martes, 22 de Julio de 2014 11:03. Isabel Soto Mayedo #. Cuba

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris