Facebook Twitter Google +1     Admin

Cuidado con las fuentes, alerta a la enciclopedia de Cuba o EcuRed

20140731171635-ecured.jpg

Sin dudas, las fuentes en las cuales nos basemos pueden marcar los derroteros por los cuales vaya el resultado final de nuestra labor como periodistas, investigadores u otras asociadas a la producción intelectual. Más, alerta, es importante llegar a conclusiones propias y mucho mejor, aportar.

EcuRed, potenciada como la enciclopedia cubana, es una ventana al mundo de nuestra realidad, de cómo pensamos los cubanos, de cómo definimos -y nos definimos como seres humanas- cuestiones puntuales que tributen a un mayor saber dentro y fuera de nuestras fronteras geográficas.

Desde su página principal podemos leer que esta nación "de la voluntad de crear y difundir el conocimiento con todos y para todos; desde Cuba y con el mundo. Su nombre recupera varios significados que remiten, en primer lugar, a la Ecúmene, antes parte habitada de la tierra, y hoy conjunto del mundo y culturas conocidas."

Por ello, mayor debe ser el cuidado al presentar como sentencias opiniones de determinadas escuelas de pensamiento bien alejadas de los valores que pretendemos expandir desde este archipiélago: el respeto a los derechos de todas y todos los seres humanos a elegir el camino más acorde a sus intereses y a la construcción de una mejor sociedad, así como el derecho a la realización personal, a la igualdad, equidad y tantos otros que sin estar tan de moda igual garantizarán la supervivencia de nuestra especie en medio del caos que arrastramos por tantos siglos de desidia contra el medio ambiente.

Más allá de sentar cátedras sobre este o cualquier tema, un ejemplo tomado de Ecured, muestra de lo que consideramos NO debe aparecer en ningún sitio digital que se diga difusor de la ideología de la Revolución Cubana: la definición de Transexual acorde con la visión de la Official Journal of the Hellenic Society of Andrology y que desdice tanto trabajo científico bien sustentado, de factura nacional e internacional, en defensa de los derechos de esos seres humanos con vocaciones diferentes a las que nos enseñaron a considerar como únicas en estos siglos de dominación patriarcal.

Ver:http://www.ecured.cu/index.php/Transexual

“Transexuales. Renucian a la integridad de los genitales con que nacieron; transgreden las fronteras naturales entre los sexos; expresan que el cuerpo con que nacieron solo resulta un encierro y que su sexo es el equivocado.

Definición

Los transexuales transmiten sentimientos y emociones totalmente ajenos a los nuestros, en ocasiones alarmantes, relacionados con la renuncia a la integridad de los genitales con que nacieron. Los transexuales transgreden las fronteras naturales entre los sexos. Son una burla a lo que parece ser un hecho eternamente determinado: la existencia de dos sexos.

Hombre o mujer

Ser mujer u hombre son categorías naturales. Siempre se cuenta con estos dos polos opuestos, se tiene una madre y un padre, se tiene a un esposo o esposa; se tienen hijos e hijas. El significado de la división de la humanidad en dos sexos va más allá de lo erótico y de la sexualidad. Conocer si una persona es mujer u hombre, es aparentemente fundamental en las relaciones humanas.

Transexualidad

Los transexuales expresan un deseo que va en contra de nuestras más básicas ideas acerca de la existencia humana: forzar su existencia como mujer u hombre.

La mayoría de los transexuales recuerdan que su problema de identidad comenzó temprano en sus vidas. Sin embargo, no resulta evidente para muchos de ellos la percepción de verse a sí mismos como miembros del otro sexo. Tienen sentimientos de angustia al ser totalmente diferentes a los individuos del mismo sexo.

Prefieren jugar los juegos del otro sexo. Comienzan a vestirse con ropas del otro sexo desde edades tempranas, no por diversión sino como expresión del sentido de pertenecer al sexo que no les corresponde.

Lo hacen en gran secreto: se sienten culpables y avergonzados. Su juventud se ve afectada por la enajenación y la soledad. Con el tiempo terminan descubriendo que no pertenecen a su sexo y que serían más felices si pertenecieran al otro.

Con el advenimiento de la pubertad sus problemas empeoran. Durante esta etapa las hormonas producen cambios en sus cuerpos que no desean; manifiestan el sexo al que no pertenecen. La expresión de la madurez sexual (menstruaciones en las muchachas y las eyaculaciones y erecciones en los muchachos) son experiencias horrorosas que se suman a su desesperanza. Con una mezcla de ansiedad y gozo las y los adolescentes comparten la sensación de pasar por la pubertad con el despertar de las sensaciones eróticas.

Los transexuales jóvenes no sienten lo mismo, porque todo lo que les sucede es erróneo. Sufren de trastornos en su aprendizaje por su descontento y el alejamiento de sus grupos etarios.

No son capaces de relacionarse eróticamente con las personas por las que se sienten atraídas; el cuerpo equivocado se lo impide, un cuerpo que será malinterpretado por los demás. A medida que envejecen buscan formas de enfrentarse a su disforia. Casi todos se niegan a sí mismos su condición durante ciertos periodos; algunos se inclinan por la hipermasculinidad, convirtiéndose en marineros o pilotos. Otros se casan para probarse a sí mismos que era sólo una pesadilla. Todo fracasará con el paso del tiempo.

Algunos viven sus vidas en aislamiento, incapaces de tener una abierta y franca relación con el mundo que los rodea. Otros se suicidan al quedar sin esperanzas. Algunos exploran el mundo y se dan cuenta que no están solos. En los márgenes de la sociedad estas personas hallan intereses de acuerdo con sus peculiaridades. Se convierten en animadores de espectáculos o comienzan a laborar como trabajadores sexuales.

Existe un mercado para sus estados físicos intermedios. Naturalmente, lidiar con el mercado no les aporta nada positivo a sus autoestimas. Interiorizan la manera en que se les trata: sentimientos de rechazo, envilecimiento y rencor con el mundo circundante. Las personas en esta situación son la parte más visible de los transexuales.

Conclusiones

En los últimos veinte a treinta años, la transexualidad se ha convertido en un término médico. Es fuente de intenso sufrimiento y merece la compasión y profesionalidad médica al brindar una vida mejor a quien, más allá de su voluntad y responsabilidad, experimente que su sexo es el equivocado.

Fuente

Official Journal of the Hellenic Society of Andrology), vol. 6, no. 4, 2004, pp. 164-165.”

Jueves, 31 de Julio de 2014 09:16. Isabel Soto Mayedo #. Cuba

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris