Facebook Twitter Google +1     Admin

Jimmy Morales, cómico devenido apuesta del militarismo en Guatemala

20151024230535-captura-de-pantalla-2015-09-07-a-las-12.58.16-150x150.png

La eventual victoria en el balotaje del humorista Jimmy Morales, del Frente de Convergencia Nacional-Nación (FCN-Nación), es mirada con recelos hoy por quienes vislumbran que este es la apuesta del militarismo en Guatemala.

El actor y productor de la célebre película Un presidente de a Sombrero insiste en el cinismo de la clase política y asegura que su mayor insatisfacción es ver la pobreza, la violencia y la falta de oportunidades que acosan a esta nación, más para analistas tal discurso parece desconocer las raíces de los males.
Pero supuesta ingenuidad y desconocimiento es puesta en tela de juicio por quienes recuerdan que Morales ni es tan novato, ni tan fuera de lugar en política, por cuanto su obra artística roza mucho esos temas y desde 2011 pretendió ganar la alcaldía de Mixco, a 22 kilómetros de la capital, en el departamento Guatemala.
Entonces era parte del partido de derecha Acción por el Desarrollo Nacional y ahora representa a una organización política ligada a las Fuerzas Armadas, coinciden medios de prensa, académicos, y activistas sociales en este país.
El comediante evangélico, padre de cuatro hijos y con un perfil conservador si se consideran ideas expresadas por el respecto a la familia, el aborto y el temor a dios, asumió en marzo de 2013 como secretario general del FCN.
Este partido, de corte nacionalista, surgió en 2004 y fue creado por exmilitares implicados y activos durante la estrategia de Guerra de Tierra Arrasada de la década de los 80, que dejó más de 250 mil víctimas en este país.
La agrupación política emparentada de forma directa con la Asociación de Veteranos Militares de Guatemala logró personería jurídica el 7 de enero de 2008, más en los comicios celebrados tres años después retiró su candidatura presidencial porque apenas obtuvo 0,33 por ciento de los votos para diputados.
"Mi aspiración más alta es que, dentro de cien años, en las aulas escolares se enseñe que Jimmy Morales fue el mejor presidente de la historia guatemalteca", declaró el presidenciable que más insiste en su interés de desterrar la corrupción y la pobreza, aunque poco oculta los ribetes represivos de su propuesta.
Morales aseguró que, de ganar este domingo, trataría de recuperar total o parcialmente Belice para Guatemala; colocaría GPS o sistema de localización a los maestros para evitar que falten a clases; y elevaría los gastos en seguridad, investigación criminal y profesionalización de las fuerzas castrenses.
La propuesta de gobierno del hombre que dice admirar a Barack Obama, a José (Pépe) Mujica y Rafael Correa -por sus acciones gubernamentales de índole social- y a Vladimir Putin -por no ceder un centímetro de lo que pertenece a su país- prevé, además, reducir programas sociales so pretexto de evitar el clientelismo.

 

Sábado, 24 de Octubre de 2015 15:05. Isabel Soto Mayedo #. Amerrique

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris