Facebook Twitter Google +1     Admin

Menos ceguera y más justicia en Guatemala

20160311133230-isabel-soto-mayedo.-ciudad-guatemala.-oct.-2015-73-.jpg

Las audiencias por la estafa en torno al saneamiento del Lago Amatitlán y por la defraudación aduanera sugieren que la justicia guatemalteca comienza a despojarse de la venda que le impedía ver más allá de ciertos intereses.

Aunque ambos procesos apenas rozan la fase intermedia, existen señales de la determinación de los jueces encargados de llevar a vías de hecho lo que la ciudadanía demanda hace cerca de un año: el juzgamiento de Otto Pérez Molina y de Roxana Baldetti, el binomio que dirigió el país de manera irregular de 2012 a 2015.
Hace más de medio año que ambos permanecen en prisión preventiva, luego de ser sindicados y obligados a renunciar a sus cargos de presidente y vicepresidenta, de manera respectiva, por liderar la red criminal conocida como La Línea.
Sin embargo, no fue hasta esta semana que por fin quedó más clara la intención de llevarlos a juicio, acorde con los cargos que se le imputan a partir de los resultados de las investigaciones desplegadas por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala y el Ministerio Público.
El 10 de marzo tanto el juez del Juzgado B de Mayor Riesgo, Miguel Ángel Gálvez, como el del de Villa Nueva, municipio aledaño a la capital, Arnoldo Orellana, alentaron la esperanza en que llegue a término la impunidad respecto a los cabecillas del episodio más deshonroso de la etapa de postguerra en Guatemala.
Este jueves el primero fijó para el 28 de marzo la audiencia en la cual decidirá si Pérez Molina y Baldetti van a juicio por defraudación aduanera, aunque consultores coinciden en que la respuesta casi está dada desde que dio vía libre a la declaración en anticipo de prueba de Salvador Estuardo González (Eco).
El empresario, también implicado en el desfalco en las aduanas a través de la Superintendencia de Administración Tributaria, ratificó el testimonio presentado en septiembre y aportó otros detalles acerca del grado de involucramiento de los exjerarcas de Gobierno en ese caso de corrupción.
Pérez Molina y Baldetti eran el número uno y la dos de ese grupo delincuencial y por ello percibían el 50 por ciento de los dividendos obtenidos a partir de los sobornos cobrados a los importadores en las aduanas.
Por su parte, Orellana resolvió ligar a proceso a la identificada por muchas personas como la exPrimera Dama por su protagonismo en la adjudicación de un contrato por unos 18 millones de dólares a la empresa israelí M. Tarcic Engineering LTD para descontaminar el lago de cráter situado a unos 25 kilómetros de esta ciudad.
La exvicepresidenta será procesada por los delitos de fraude, asociación ilícita y tráfico de influencia; en tanto su hermano Mario Baldetti irá a proceso penal junto a otras 13 personas, entre exfuncionarios y empresarios, por hacer de intermediario en ese negocio en nombre del Estado pese a no ostentar cargo público.
Los progresos en relación con el posible juzgamiento del exgobernante y de su vicetitular de Gobierno, junto a otros 60 empresarios y exfuncionarios vinculados al caso La Línea, marcharon paralelos a la captura y encarcelamiento del extitular del Congreso de la República Godofredo (Gudy) Rivera el 9 de marzo.
Este es sindicado por los delitos de cohecho y tráfico de influencias, por presionar a la magistrada Claudia Escobar para obtener una resolución favorable a Baldetti, y otras irregularidades de ese tipo.
Como Gudy otros tres expresidentes del parlamento unicameral fueron metidos tras las rejas por actos de corrupción cometidos durante su gestión: Pedro Muadi, Rubén Darío Morales y Eduardo Meyer.
Tales casos estuvieron precedidos por la condena a los culpados de ejercer esclavitud sexual, doméstica, y violencia sexual contra 11 mujeres mayas qeqchí hace 34 años en el destacamento militar de Sepur Zarco.
El fallo, pronunciado el 26 de febrero de 2016, sentó un precedente legal e histórico para América Latina y confirmó que sí ocurrió un genocidio en el ámbito del conflicto armado interno en este país centroamericano, donde a pesar de las idas y venidas pareciera que la justicia comienza a recobrar su lugar.

Viernes, 11 de Marzo de 2016 05:20. Isabel Soto Mayedo #. Amerrique

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris