Facebook Twitter Google +1     Admin

Reinicia audiencia en caso Cooptación del Estado en Guatemala

20160613112041-z.jpg

La audiencia de primera declaración en el caso Cooptación del Estado de Guatemala reiniciará hoy en la Sala de Vistas de la Corte Suprema de Justicia, a la cual deben acudir alrededor de 50 sindicados. Entre los que deben comparecer ante el titular del Juzgado B de Mayor Riesgo, Miguel Ángel Gálvez, están exfuncionarios, banqueros y empresarios ligados a la estructura criminal creada por Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti para captar financiamiento electoral mediante lavado de dinero con vistas a agenciarse el control del Gobierno.
El exbinomio presidencial (2012-2015), en prisión preventiva hace varios meses tras ser acusado de crear una red de defraudación aduanera en el caso La Línea, también tendrá que prestar declaración este lunes.
Acorde con la cantidad de imputados en este proceso penal, la vista pudiera extenderse por una semana e incluso más, aunque según autoridades de justicia todas las condiciones están creadas para agilizar esta fase.
De hecho, el titular del Organismo Judicial, Ranulfo Rojas, confirmó que fueron preparados todos los protocolos de seguridad para la atención de los sindicados, los abogados defensores, y otras personas que asistirán a la audiencia.
Parte de esta preparación fue la selección de la Sala de Vistas de la Corte para el debate, interrumpido el lunes anterior por las quejas de los litigantes en torno a la falta de espacio en la del Juzgado B de Mayor Riesgo y por la no entrega a tiempo de los medios de prueba para defender a sus patrocinados.
Este último aspecto debió resolverse desde el miércoles, si se cumplió con la orden emitida por Gálvez, quien ordenó al Ministerio Público (MP) entregar ese día -a él y a los abogados litigantes- un expediente con copia de todos los medios de investigación acumulados.
Las pesquisas desarrolladas por el MP y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala permitieron comprender que Pérez Molina y Baldetti llegaron a legitimarse como gobernantes tras erigirse como líderes de un cartel político empeñado en acumular financistas, que les permitieron darse todo tipo de lujos.
O sea que desde 2008 el exoficialista Partido Patriota (PP) surgió y operó como un emporio criminal y sus artífices, tras cooptar el funcionamiento del Estado, otorgaron contratos ventajosos a las empresas que los beneficiaron económicamente y a otras a las que exigió comisiones a través de sus cómplices.
Paralelo a esto tuvieron lugar múltiples pagos sistemáticos por debajo del tapete de la mesa y uno que otro regalo de consideración en calidad de resarcimiento a quienes dieron todo tipo de posibilidades a las corporaciones de ampliar sus inversiones y por ende, sus riquezas.

Lunes, 13 de Junio de 2016 03:19. Isabel Soto Mayedo #. Amerrique

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris