Facebook Twitter Google +1     Admin

Vicepresidente de Guatemala considera la corrupción problema cultural

20170323221617-images.jpg

El vicepresidente de Guatemala Jafeth Cabrera afirmó que la corrupción es un problema cultural, extendido a otros países. Reconoció, no obstante, que los miembros del Gobierno tienen la gran responsabilidad de trabajar contra ese flagelo y con transparencia, para avanzar en la recuperación de la confianza ciudadana que cimiente el futuro de la nación.

Durante su intervención en la mesa redonda Adquisiciones Públicas: Un desafío en el esfuerzo contra la corrupción, organizada por el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales, Cabrera también expresó que el desafío del Gobierno de Guatemala es 'trabajar en función del cambio'.

'No esperemos que el futuro nos depare cosas diferentes, si no hacemos un cambio', afirmó y sugirió modificar la Ley de Contrataciones del Estado, sobre todo para abrir los candados implícitos en ese cuerpo jurídico, que frenan la agilización de los procesos de adquisición.

El vicemandatario atribuyó al Congreso la gran responsabilidad de buscar soluciones técnicas al problema, que a su juicio, es un reto para los diferentes entes en Guatemala.

Las afirmaciones de Cabrera despertaron la reacción de los participantes en el panel, quienes concordaron en la necesidad de hacer una nueva Ley de Contrataciones del Estado y de desechar de una vez la vigente, sujeta a reformas en varias ocasiones, casi siempre derivadas de coyunturas políticas.

Asimismo desestimaron la idea de que la corrupción es un problema cultural en este país, donde creen más oportuno 'alentar la educación de la ciudadanía y la asunción de una aptitud de denuncia contra ese mal social'.

Jueves, 23 de Marzo de 2017 14:16. Isabel Soto Mayedo #. Amerrique

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris