Facebook Twitter Google +1     Admin

Primeras detenciones por incendio en albergue estatal en Guatemala

20170324011222-c62a-hixuae48f3.jpg

Cinco días después del incendio en el centro estatal Virgen de la Asunción de Guatemala, que causó la muerte a 40 niñas, las autoridades detuvieron a tres funcionarios responsables de la tragedia, informó  el Ministerio Público.

El exsecretario de Bienestar Social Carlos Rodas, la exsubsecretaria Anahí Keller, y el exdirector del refugio Santos Torres, fueron los aprehendidos este lunes, precisó la portavoz de la Fiscalía, Julia Barrera.

Los tres son acusados de homicidio culposo, maltrato contra personas menores de edad e incumplimiento de deberes, puntualizó.

Previo a las capturas apareció en las redes sociales una carta de renuncia de Rodas, quien tras la tragedia culpó a las menores de edad por supuestamente prender fuego a unos colchones y sugirió que algunas habían estado recluidas por delitos de extorsión, entre otros.

No obstante, reconoció que las adolescentes fueron dominadas la noche anterior por la fuerza pública, posterior a un amotinamiento, después de lo cual se les practicó una requisa y sólo les encontraron pedazos de vidrio.

También este lunes, el presidente Jimmy Morales afirmó que decidió destituir a la línea de mando a cargo del hogar e informó que solicitó apoyo al Gobierno de Estados Unidos para que colabore en las investigaciones del caso, a través del Buró Federal de Investigación (FBI, en inglés).

Para el procurador de Derechos Humanos, Jorge de León, esta decisión llega tarde y no borra la responsabilidad de un Estado que fue incapaz de resguardar las vidas de las niñas.

Declaraciones de agentes policiales, bomberos y funcionarios, ante una comisión pesquisidora del Congreso, hicieron notar que lo ocurrido el 8 de marzo en el centro de acogida de San José Pinula, al sureste de la capital, era previsible y que el mandatario poco o nada hizo por evitarlo.

Reportajes periodísticos, informes de la Procuraduría de Derechos Humanos, y organismos del Sistema de la Organización de Naciones Unidas en Guatemala, recomendaron varias veces cerrar la institución por los maltratos físicos, violaciones, el reclutamiento de niñas de manera forzada para el comercio sexual, la falta de alimentación, y otros tipos de abusos que eran cuestión de todos los días en el Virgen de la Asunción.

De hecho, la noche antes del incendio las víctimas del desastre fueron encerradas por protestar contra esa realidad y bomberos que acudieron al lugar chocaron en un primer momento con que la llave del local no aparecía.

Otras versiones aseguran que algunos cadáveres de las niñas, de 12 a 17 años de edad, habían sido movidos al área de pedagogía y a la administrativa, con lo cual fue alterada la escena del crimen.

Según informes oficiales, 19 de ellas murieron calcinadas en el hospicio, 21 fallecieron en los hospitales Roosevelt y San Juan de Dios, y siete de las sobrevivientes fueron llevadas a Estados Unidos para recibir atención médica especializada.

Jueves, 23 de Marzo de 2017 17:12. Isabel Soto Mayedo #. Infancia y Juventud

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris