Facebook Twitter Google +1     Admin

Procesarán judicialmente a amotinados en preventivo de Guatemala

20170417052637-1.jpg

Los jóvenes que protagonizaron un motín en el centro preventivo Las Gaviotas, de la Zona 13 de la capital de Guatemala, serán procesados judicialmente por intento de asesinato y otros delitos.
La revuelta, desatada el jueves y terminada horas después gracias a un diálogo establecido por la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH), dejó como saldo cinco monitores o vigilantes heridos con armas blancas.

La Fiscalía de Delitos Contra la Vida del Ministerio Público (MP) precisó que en virtud de los hechos, atribuidos a miembros de la Mara Salvatrucha y del grupo los Paisas, ocho sindicados serán investigados por asesinato en grado de tentativa, secuestro y motín de presos.

Mientras que otros 12 acusados tendrán que responder por secuestro y motín, añadió.

Según los datos aportados en el ámbito del conflicto en Las Gaviotas, por la Policía Nacional Civil y la PDH, los participantes en el amotinamiento en el preventivo para menores de edad eran 42, 33 de los cuales rebasaban los 18 años y otros nueve estaban por debajo de ese rango etario.

La revuelta, tercera de su tipo que ocurre en poco más de un mes en una institución a cargo de la Secretaria de Bienestar Social de la Presidencia (SBS), derivó de la inconformidad de los reclusos con las condiciones de vida en el lugar y con el trato recibido de los encargados de su custodia.

Datos de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) dan cuenta de que en el lugar, concebido para albergar a 250 personas menores de edad, conviven 460; y de estas 33 son adultas.

Presuntamente, estas últimas cometieron el delito por el cual fueron recluidas cuando aún eran menores de 18 años y conforme con la ley, no pueden ser trasladadas a un penal de adultos pese a haber llegado a la mayoría de edad.

Durante la protesta del jueves, las exigencias giraban en torno a la necesidad de estufas para cocinar sus alimentos, por la mala calidad de los que les dan en el centro; visitas conyugales y más tiempo de llamadas telefónicas.

Pero también contra ciertos maltratos de los cuales son víctimas los internos en ese correccional, donde apenas existen ocho sanitarios para los 460 recluidos.

Previo a los acontecimientos de esa jornada, la PDH constató la existencia de supuestos dormitorios que por su falta de iluminación, de ventilación y reducido espacio, más bien asemejan calabozos, celdas de castigo o aislamiento.

Esos salones pequeños son utilizados para la fase de adaptación de los recién llegados al recinto y para quienes incurren en alguna falta a los ojos de los monitores o vigilantes encargados de su custodia.

Domingo, 16 de Abril de 2017 21:26. Isabel Soto Mayedo #. Infancia y Juventud

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris