Facebook Twitter Google +1     Admin

Retorna al cargo primer ministro del Líbano

20171124204949-11.jpg

Pese a un amago de renuncia el 4 de noviembre, en medio de la crisis política que vive el Líbano, Saad Hariri confirmó que postergaría la salida del cargo de primer ministro y regresó a Beirut para retomar labores.

El hijo del asesinado exprimer ministro Rafik Hariri declaró que su reincorporación sólo respondía a una solicitud del presidente del país Michel Aoun.

“Hoy (miércoles) he ofrecido mi renuncia al presidente, quien me ha solicitado postergar mi dimisión con el fin de abrir nuevas consultas sobre las causas políticas de mi decisión. He aceptado”, expresó, en un comunicado oficial.

El regreso del político musulmán sunita coincide con las celebraciones por 74 aniversario de la independencia del mandato francés y rompe con dos semanas de suspenso, en las cuales comenzó a agravarse la conflictividad en el territorio. Durante ese tiempo, sostuvo reuniones con los presidentes de Francia, Emmanuel Macron; de Egipto, Abdelfatá al Sisi, y de Grecia, Nikos Anastasiades.

Esto hace suponer que Hariri, de 47 años, prepara el terreno para una eventual postulación a la máxima magistratura del país, aunque en el discurso de renuncia pronunciado en Riad, capital de Arabia Saudita, alegó que temía por su vida y arremetió contra la injerencia iraní en los asuntos del Líbano.

Poco después de aterrizar en Beirut, Hariri visitó la tumba de su padre y desde ahí agradeció a la ciudadanía libanesa por la movilización general realizada en su ausencia. Mas, no rompió el mutismo respecto a los detalles en torno a su sorpresiva dimisión y tardío regreso al territorio, donde prevalece la idea de que teme por su vida o fue secuestrado por los saudíes.

Viernes, 24 de Noviembre de 2017 12:49. Isabel Soto Mayedo #. MUNDO

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris