Facebook Twitter Google +1     Admin

Perspectivas para la refundación boliviana en su quinto enero

20110117220817-dibujo.jpg

Nuevas perspectivas llegan para la revolución boliviana en su quinto enero, tras la sacudida con que cerró diciembre ante el intento de nivelar los precios de los combustibles para cortar las pérdidas económicas.

  Una demostración de dignidad e hidalguía, del presidente Evo Morales, puso fin a la disputa social por el Decreto Supremo 748 y confirmó la certeza de que continuarán los cambios en el país suramericano.

  Los bolivianos no estaban preparados para enfrentar los efectos colaterales del alza tarifaria de los carburantes y demandaron abrogar la medida, decretada el 26 de diciembre.

  Morales escuchó el consejo sabio de su pueblo, derogó el decreto y abrió el diálogo nacional tendiente a decidir la mejor estrategia y momento para acabar con la subvención a los hidrocarburos, sin mellar la paz ciudadana.

  “Los movimientos sociales nos dirán cuándo si son responsables con Bolivia”, respondió a Prensa Latina, al ser interpelado acerca de la mejor coyuntura para retomar la disposición necesaria.

  Mientras, el diálogo con los grupos sociales sigue abierto y cada vez son más los que entienden la inviabilidad de sostener las erogaciones estatales para abaratar el precio de los combustibles, que pueden subir 100 millones de dólares cada año, por encima de los 660 millones invertidos en 2010.

  Por suerte, los progresos económicos y las amplias reservas acumuladas en cinco años de una gestión signada por la transparencia –de nueve mil 898 millones de dólares-, permitirán proseguir con las transformaciones en beneficio popular, en opinión de Morales.

  En 2010, las ventas de minerales superaron los dos mil 149 millones de dólares, las de gas natural dos mil 564 millones, y las exportaciones rondaron los seis mil 335 millones, para un aumento de 27 por ciento.

  Bolivia, país pobre altamente endeudado, ahora clasifica como uno de ingreso medio y con una deuda externa manejable de unos dos mil 633 millones de dólares.

  Esos datos, aportados por el Instituto Nacional de Estadísticas y directivos de las diferentes carpetas de Gobierno, incidieron en que la administración de Morales mejorara la calidad de vida de la población y avanzara hacia la vanguardia entre quienes impulsan en el área la lucha contra la pobreza.

  Si en 2000, ese indicador rondaba 51 por ciento, al cierre de 2009 bajó a 35 por ciento, según la Comisión Económica para América Latina.

  Ello puede superarse este año con la ampliación hacia Cochabamba, Chuquisaca y Tarija, del plan para erradicar la extrema pobreza, de acuerdo con la ministra de Planificación del Desarrollo, Viviana Caro.

  Esta estrategia marchará paralelo al plan diseñado por el Gabinete Gubernamental para triplicar la inversión pública respecto a la de 2010, de dos mil 600 millones de dólares, la más alta en la historia boliviana.

  En reunión ampliada, bajo la conducción del mandatario, ministros, dirigentes empresariales y otros agentes estatales, concordaron el viernes en priorizar la industrialización del sector hidrocarburífero y ampliar las vías de comunicación para fortalecer la economía nacional.

  La construcción de cinco aeropuertos pequeños, de uno internacional en cada capital departamental, y de los planificados antes para este año, permitirá a su vez potenciar el turismo, facilitar la escasa exportación de materias primas y el respaldo logístico a la producción agroindustrial.

  Estos planes incluyen, además, la ejecución de una carretera de dos carriles entre La Paz y Santa Cruz, el inicio de una ferrovía del este tropical al occidente andino, y la instalación de un complejo azucarero y otro agroindustrial en La Paz, entre otros.

  De este modo, más allá del incremento salarial programado en correspondencia con el índice inflacionario con que terminó 2010 (de 7,18 por ciento), la población recibirá las ventajas de conservar un Gobierno empeñado en defender su bienestar por encima de todo.

  Incluso, de las inclemencias del tiempo, que dejaron en esta semana múltiples cultivos dañados y sin posibilidades de recuperación, con afectaciones para casi 400 familias, como resultado de fuertes aguaceros y granizadas asociadas al fenómeno climatológico La Niña.

Domingo, 09 de Enero de 2011 12:33. Isabel Soto Mayedo #. América

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris