Facebook Twitter Google +1     Admin

Nicaragua dispuesta a un trato con Colombia, a tono con fallo CIJ

20130911033411-ec7.jpg

Nicaragua está dispuesta a establecer un tratado con Colombia para implementar el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) respecto a la controversia de límites en el mar Caribe, ratificó el presidente Daniel Ortega.

Mediante un mensaje a la nación, el gobernante reiteró su disposición al diálogo para crear una comisión bilateral encargada de elaborar un acuerdo que permita hacer una transición ordenada de las delimitaciones dispuestas por ese tribunal el 19 de noviembre de 2012.
Allí estamos coincidiendo, en la palabra tratado, afirmó en relación con los pronunciamientos de ayer del mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, y recordó que antes había propuesto eso de manera pública.
Pero ese tratado, subrayó, se realizaría con el único objetivo de hacer cumplir la sentencia de la CIJ y para definir políticas conjuntas en cuanto a temas no resueltos, como el cuidado del medio ambiente y la lucha contra el narcotráfico en esa zona delimitada por el ente con sede en La Haya.
Ortega remarcó que los fallos de la CIJ son de indiscutible cumplimiento y manifestó su preocupación porque, al desconocerlos, Colombia y por extensión Costa Rica, están vulnerando el derecho internacional y poniendo en riesgo el instrumento que tienen las naciones para evitar las guerras por territorios.
"El llamado es a que respaldemos el mandato de la Corte, eso no admite ni discusión, ni negociación: los fallos de la Corte son de obligatorio cumplimiento y lo que debiera es haber un respaldo total a ese fallo", insistió.
Alertó sobre la amenaza que con ese desconocimiento de la Corte caería sobre el mundo, y los latinoamericanos en particular, que sufrieron guerras y ahora apelan a ella para dirimir sus diferencias en cuanto a fronteras.
Recordó la trayectoria del proceso judicial entre Nicaragua y Colombia, iniciado casi al triunfo de la Revolución Popular Sandinista (1979), y como ambos decidieron someterse a ese mecanismo de resolución de conflictos hasta la sentencia de 2012, desconocida por Bogotá desde su emisión.
Admitió la frustración nicaragüense por la pérdida mediante esa resolución de las islas de San Andrés -frente a sus costas y a un centenar de kilómetros de las colombianas-, pese a la recuperación de más de 90 mil kilómetros de mar territorial, que su gobierno acató desde el primer momento.
En cambio, rememoró, la reacción de Colombia fue no aceptar y desconocer ese fallo, sometiéndolo a una revisión que no cabe, en vez de acatar y trabajar para su implementación en buena armonía y a favor de la paz.
Consideró que ha habido una manipulación electoral en torno al tema de parte de diferentes fuerzas políticas y no del pueblo colombiano, y sugirió no llevar esta situación a una confrontación que melle la tranquilidad de ambas naciones.

Santos afirma que el fallo de la CIJ "no es aplicable" y que frenará a Nicaragua 

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó que el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que redefinió los límites marítimos del país con Nicaragua "no es aplicable y no será aplicable" hasta que no se celebre un tratado que respete los derechos de los colombianos.

"El fallo de la Corte Internacional de Justicia no es aplicable, no es y no será aplicable, hasta tanto se celebre un tratado que proteja los derechos de los colombianos, tratado que deberá ser aprobado de conformidad con lo señalado en nuestra Constitución", manifestó Santos en una alocución en cadena de radio y televisión desde la Casa de Nariño.

El presidente dijo que esa decisión forma parte de "cuatro pasos fundamentales" tomados por su Gobierno en una "estrategia integral" para la defensa de la soberanía colombiana en el Caribe, con especial énfasis en el archipiélago de San Andrés y Providencia.

Santos aseguró además que defenderá "hasta las últimas consecuencias" los derechos de Colombia en la zona y que no tolerará "las ambiciones expansionistas de Nicaragua".

"Repito la decisión que he adoptado: sin un tratado el fallo de la Corte Internacional de Justicia no es aplicable", enfatizó el presidente sobre la decisión de ese tribunal internacional, que en noviembre pasado otorgó a Nicaragua derechos económicos sobre 75.000 kilómetros cuadrados en el mar Caribe.

El fallo de La Haya, además de otorgar a Nicaragua esa inmensa porción de mar, confirmó la soberanía de Colombia sobre siete cayos, dos de ellos enclavados, que hacen parte del archipiélago de San Andrés.

Como segunda medida, el presidente anunció la expedición de un decreto por medio del cual se consolida a San Andrés y demás islas del archipiélago como territorio colombiano a través de la declaración de una Zona Contigua Integral.

"Esto hace que tengamos una plataforma continental continua e integrada desde San Andrés hasta Cartagena (en el continente) sobre la cual Colombia tiene y ejercerá los derechos soberanos que nos otorga el derecho internacional", subrayó.

En tercer lugar, Santos anunció que Colombia acudirá "a todos los medios jurídicos y diplomáticos para reafirmar la protección de la Reserva Seaflower", un área de protección de la biosfera sobre la cual Nicaragua pretendió que la Unesco le reconociera derechos, basada en el fallo de La Haya.

La cuarta medida anunciada por el presidente es la de frenar las ambiciones expansionistas de Nicaragua en el Caribe que, dijo, afecta también a otros países de la región, como Panamá, Costa Rica y Jamaica.

Santos se refirió concretamente a la intención nicaragüense de pedir a la Corte Internacional de Justicia que le reconozca una plataforma continental extendida al oriente de San Andrés, lo que consideró una petición "tan absurda" que extendería la jurisdicción de ese país centroamericano hasta muy cerca de la costa de Cartagena.

El jefe de Estado dijo además que él mismo llevará el mes próximo a la Asamblea General de la ONU una carta de protesta de Colombia y los demás países afectados por las pretensiones de Nicaragua, que entregará personalmente al secretario general del organismo, Ban Ki-moon.

"Así, de forma clara, tajante y contundente, cerramos la puerta a los ánimos expansionistas de Nicaragua", aseguró el presidente.

Además de las cuatro medidas, agregó, Colombia "se reserva el derecho de hacer uso de los recursos que existen ante la Corte Internacional de Justicia, y de tomar otras acciones".

"Seguiré protegiendo nuestra soberanía, nuestras islas y nuestros mares y hasta el último centímetro del territorio nacional sin desmayar un solo minuto", sentenció en su mensaje a los colombianos.

Martes, 10 de Septiembre de 2013 19:34. Isabel Soto Mayedo #. América Latina

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris