Facebook Twitter Google +1     Admin

Cuba-Estados Unidos: impacto del bloqueo en las finanzas

cuba-vs-bloqueo La persecución de las transacciones financieras cubanas resulta hoy un fehaciente intento del bloqueo contra las finanzas cubanas, afirma el informe que será presentado a la Asamblea General de Naciones Unidas.

A tenor de esa política hostil que ya dura más de 50 años, la nación caribeña no tiene acceso a créditos de bancos en Estados Unidos, de sus filiales en terceros países y de las instituciones financieras internacionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Interamericano de Desarrollo.

En el actual escenario internacional son normales y transparentes las relaciones entre instituciones bancarias, esenciales para garantizar fondos que apoyen programas nacionales encaminados al desarrollo sostenible de cada país, pero el bloqueo se lo impide a las instituciones cubanas.

De acuerdo con autoridades del sector, la esfera de las finanzas internacionales del país es uno de los escenarios donde se puede apreciar con mayor claridad el alcance del daño provocado por la escalada norteamericana contra la nación.

Como reflejo de tales presiones hay una tendencia cada vez más creciente hacia el cierre de cuentas de bancos cubanos por parte de entidades financieras y bancarias extranjeras, así como a la limitación de sus negocios con La Habana.

A tales efectos, las empresas extranjeras que operaban con dichos bancos tendrán que tramitar sus transacciones por la vía de bancos intermediarios, con los cuales no necesariamente mantienen cuentas.

Ello conlleva el traspaso al importador cubano de gastos añadidos, por intermediación en la ejecución de las operaciones.

Tan es así que la eliminación y restricción de la prestación de servicios por parte de bancos corresponsales tiene connotaciones financieras difíciles de cuantificar, que repercuten en un mayor costo para los importadores cubanos, obligados a modificar sus usuales estructuras de cobros y pagos, resalta el texto.

Amparado en esas medidas restrictivas en marzo de este año varios medios de prensa estadounidenses revelaron que los bancos franceses Societé Generale y Credit Agricole, estaban siendo investigados por mantener normales relaciones con entidades cubanas.

Ese mismo mes la empresa Enkeli Customer Partner Srl., fue obligada por BNP Paribas a cerrar las cuentas bancarias relacionadas con su trabajo en Cuba.

Posteriormente BNP-Paribas, el mayor banco francés, sufrió una ofensiva de los reguladores estadounidenses que le impusieron una multa de casi nueve mil millones de dólares por trabajar con la nación caribeña, Irán y Sudán.

A lo anterior se añade la reiterada y permanente afectación económica por la existencia de alto riesgo cambiario por las fluctuaciones de las tasas de cambio, al prohibirse utilizar el dólar estadounidense como moneda de pago y tener que emplear otras divisas para el cobro y los pagos del país.

Otras afectaciones van directo al retroceso tecnológico, demoras, inseguridad y aumento de los costos de las operaciones bancarias, por no tener acceso a sistemas informáticos y servicios bancarios norteamericanos e internacionales. De gran connotación resultó la cancelación a un banco cubano, sin previo aviso, de la licencia de Astaro, producto que actúa como cortafuegos para la conexión a internet, pues la licencia pertenecía a una empresa europea, que fue absorbida por una entidad británico-norteamericana.

(Con información de Prensa Latina)

Martes, 21 de Octubre de 2014 12:57. Isabel Soto Mayedo #. Cuba

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris