Facebook Twitter Google +1     Admin

Comienza juicio contra líderes comunitarios en Guatemala

20160706110339-semuc-champey.jpg

El juicio contra Rigoberto Juárez y Domingo Baltazar, líderes comunitarios y de las luchas por el agua y el territorio en el departamento occidental de Huehuetenango, iniciará hoy en el Tribunal de Mayor Riesgo A de Guatemala. Ambos dirigentes populares fueron apresados en marzo de 2015 y al cabo del año de guardar prisión preventiva fueron ligados a proceso por la titular de esa instancia judicial Claudette Domínguez bajo cargos de coacción e instigación a delinquir.
La jueza rechazó la petición del Ministerio Público (MP) de hacer una ampliación de la acusación a un tercer delito de plagio o secuestro, lo cual complicaría más las cosas en el orden penal para Juárez y Baltazar.
Ambos autoridades indígenas fueron detenidas cuando iban a participar en una actividad pública en el centro histórico de esta capital, so pretexto de su implicación en el cierre del Centro de Administración de Justicia (CAJ) de Santa Eulalia, departamento occidental de Huehuetenango.
Juárez, en su calidad de autoridad ancestral, acudió como mediador al CAJ el 19 de enero de 2015 luego que pobladores de varios municipios del norte de ese departamento asistieran pacíficamente a este para solicitar información sobre el paradero de dos jóvenes comunitarios de San Mateo Ixtatán.
Los jóvenes fueron detenidos de manera arbitraria ese día en la aldea Pojom y aunque Baltazar no pudo movilizarse al CAJ para atender la situación, debido a que sufrió un accidente, el MP insiste en lo contrario.
Desde su apresamiento los dirigentes comunitarios fueron sometidos a prisión preventiva y nunca fueron llevados a juicio, pese a la insistencia de defensores de los derechos humanos y miembros de distintas organizaciones sociales de poner fin a lo que consideran una injusticia.
La opinión generalizada en esos sectores es que el mantenimiento de estos en el Centro Preventivo de la Zona 18 de la capital es reflejo de la persecución política de que son objeto, por defender los intereses de sus comunidades en Santa Eulalia y en el territorio Qanjobal.
Durante una visita a ese recinto, las Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú (1992) y Jody Williams (1997) conocieron detalles de la demora en la aplicación de justicia en favor de estos y de otros tres líderes comunitarios recluidos en el mismo por similares motivos.
"No es la primera vez que veo algo como esto, el caso Atenco en México es muy similar, es el mismo racismo desde la colonia, vemos que, en otra forma, esta es una continuación de la guerra, se siguen destrozando las comunidades indígenas", expresó Williams, tras escucharlos.
"Algunos gobiernos, si no tienen a la mano armas y ya no pueden asesinar personas, recurren a otras formas de reprimir, las inventan", reflexionó, y manifestó su repudio al abuso de poder del que ellos son víctimas.

Miércoles, 06 de Julio de 2016 03:03. Isabel Soto Mayedo #. Indígenas

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris