Facebook Twitter Google +1     Admin

Consideran problema nacional protección de Bosawás en Nicaragua

20130522082348-isabel-soto-mayedo.-iv-foro-sociedad-religiosa-evangelica-de-nicaragua.-managua-20-may-14-.jpg

La protección de la reserva de biosfera de Bosawás, situada en el noreste de Nicaragua, es un problema del Gobierno pero también de todos los ciudadanos, afirmó hoy el director del Instituto Martin Luther King, Denis Torres.

Nuestro Estado solicitó a la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) que Bosawás integrara la red de reservas de biosfera de la humanidad y ese organismo lo aceptó, lo que nos hace a todos responsables de protegerla, declaró.

Para el académico, el deterioro del medio ambiente es un problema vital y resulta muy positivo que la administración de Daniel Ortega haya empezado a adoptar medidas concretas para contener la destrucción en esa zona.

Bosawás es el pulmón de Centroamérica, patrimonio de la humanidad, y potencial excepcional para el desarrollo de Nicaragua, comentó a Prensa Latina.

Recordó que esa reserva abarca 21 mil 850 kilómetros cuadrados, ósea es más grande que El Salvador, y cuenta con nueve cuencas hidrográficas, con 17 subcuencas, 21 ecosistemas en seis tipos de bosques y tres zonas de vida.

Además posee distintas formaciones vegetales, de faunas, microclimas, tipos de ríos, y comunidades humanas, añadió y lamentó que esa riqueza esté perdiéndose hace más de dos décadas "por la mano del hombre, por intereses poderosos, la codicia y la ambición de acumulación de riquezas".

Explicó que mediante convenios y otras maniobras esos intereses invadieron el corazón o núcleo de Bosawás, desarrollando amplios procesos de deforestación, compraventa de tierras comunales, ganadería extensiva, quemas de bosques, y otros.

Voces autorizadas del Gobierno, científicos, representantes indígenas, organismos internacionales, gremios, dan cuenta de que por todo ello sólo de 2005 a 2010 cada año se perdieron más de 42 mil hectáreas de bosques, aseguró.

Dicho de otro modo: se están perdiendo más de 100 hectáreas de bosques por día, enfatizó Torres.

Para el año 2000, los bosques cubrían el 83 por ciento de ese territorio y en 2005 estos apenas ocupaban el 54 por ciento, agregó.

A partir de datos aportados por esas fuentes subrayó que "hay intereses empresariales madereros, asociados a funcionarios corruptos, vinculados a esa trama mafiosa que lucra con los resultados del negocio ilícito de la madera".

Pero más allá de lo que acontece en Bosawás otros hechos comienzan a preocupar a los defensores del medio ambiente en este país, recordó, en alusión a la denuncia del Centro Humbolt sobre la destrucción progresiva de la reserva sureña Indio Maíz.

En tanto, en el norteño departamento de Nueva Segovia un incendio cubrió hasta el momento más de 12 hectáreas de bosques, añadió.

Torres señaló que en el siglo pasado se secaron 42 ríos que desembocaban al océano Pacífico, pero ahora el Lago de Managua pasó los límites posibles de contaminación para su recuperación y empieza a contaminar el Gran Lago.

Relacionó esos hechos al calentamiento global y a otros factores emparentados con la subsistencia "del sistema de dominación capitalista y de sus paradigmas neoliberales, que están llevando a la Tierra a lo que para algunos es un punto sin retorno".

Miércoles, 22 de Mayo de 2013 00:23. Isabel Soto Mayedo #. Medio Ambiente

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris