Facebook Twitter Google +1     Admin

El surf, el agua y los vientos en Nicaragua

20130608090500-surf1-1-.jpeg

Atletas de una treintena de países jugarán a partir de hoy con el agua y los vientos en las costas nicaragüenses al océano Pacífico, escenario de la onceava edición del Campeonato Mundial Junior de Surf.

Para quienes practican con pasión este deporte, las playas de esa región occidental constituyen lugares espectaculares debido al viento de tierra, que le pega a las olas de frente, de acuerdo con el presidente de la Asociación Internacional de Surf (ISA), Fernando Aguerre.
Durante un diálogo con el mandatario Daniel Ortega, el abogado argentino dijo estar muy emocionado por regresar a esta tierra a menos de un año del Mundial Surf Nicaragua 2012 "que contribuyó al aumento de la visibilidad de este país como un destino surfístico".
"Para los que practicamos el surf -entre los que contó a toda su familia- es una pasión que llevamos en la vida y de repente este es un lugar espectacular", afirmó Aguerre, quien cuenta con 55 años de edad y surfea desde los 11.
Nicaragua cuenta con condiciones peculiares para la práctica de este deporte, que consiste en deslizarse en una ola de pie sobre una tabla, de acuerdo con el experto.
En la mayoría de los países -explicó- las olas duran una o dos horas, o no existen, y en este territorio, por el efecto del viento que va sobre el lado que se acelera, estas condiciones duran todo el tiempo.
Convencido de que ese deporte es un motor de crecimiento económico también, el argentino reflexionó acerca del valor que puede tener su potencialidades para esta nación.
"Nicaragua era un secreto, es como si hubieran encontrado una mina de un nuevo mineral que nunca se acaba, que solo requiere que lo cuidemos -que ustedes lo tienen-, que no genera contaminación y que simplemente con un poco de amor y de ayudarlo a crecer puede servir a una parte importante de su tejido social", subrayó.
Criterio compartido por el expresidente de la Asociación Panamericana de Surf (1992-2002) es que esa disciplina "es un vehículo de integración socioeconómica interno, porque en el agua no hay diferencias sociales, económicas, ni de edad".
"El agua es un igualador social, todos los que estamos en el agua participamos y disfrutamos de las olas y del mar, y eso para mí es uno de los placeres más grande como presidente: recorrer el mundo para llevar este vehículo de hermandad entre las personas", señaló.
Una de las peculiaridades del surf es que, más que una competencia deportiva, es un momento familiar, por cuanto quienes lo ejercitan casi siempre van acompañados de sus familias y amigos.
"Somos como una tribu que va buscando estos lugares y en Nicaragua hemos encontrado lo que en el pasado en Costa Rica, en Panamá, en Ecuador, en Perú, y en otros lugares donde hay muy buenas olas", sentenció Aguerre.
Jugar con las olas, como definiera Ortega en un encuentro anterior con el presidente de ISA, es lo que en esta semana harán los 268 atletas acreditados de 30 países, cuyas delegaciones incluyen a unas 380 personas entre entrenadores, cauches, acompañantes y otros.
Este evento permitirá a los surfistas, una vez más, relajarse y conectarse de nuevo a la naturaleza en uno de los países más privilegiados de esta parte del mundo por su biodiversidad, al decir del rector de esa disciplina en el orbe.

Sábado, 08 de Junio de 2013 01:05. Isabel Soto Mayedo #. Crónicas Nuestroamericanas

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris