Facebook Twitter Google +1     Admin

Expectativa mundial por ataque a Siria, según Informe Pastrán

20130902034448-siria1.jpg

El presidente Barack Obama dijo a los estadounidenses que un ataque militar contra Siria es del interés de la seguridad nacional, aunque el jueves había signos de que cualquier acción se demorará varios días mientras el caso es expuesto a legisladores de Estados Unidos y Gran Bretaña.

Funcionarios de alto nivel del Gobierno de Obama tienen previsto el jueves informar a líderes del Congreso, donde algunos legisladores se quejaron de que no han sido consultados adecuadamente sobre los planes para responder a lo que Washington dice que fue un ataque con gas contra civiles.

Naciones Unidas (ONU) informó que los inspectores de armas químicas que investigan los ataques dejarán Siria el sábado y luego presentarán un reporte al secretario general Ban Ki-moon.

En Gran Bretaña, el aliado más cercano de Estados Unidos y un jugador clave en cualquier incursión en Siria, el Parlamento acortó su receso del verano boreal para realizar un debate el jueves sobre Siria, que probablemente revele profundas dudas derivadas de la invasión de Irak de 2003.

Gran Bretaña dijo el miércoles que no actuará hasta que vea los hallazgos de los inspectores de la ONU, tras lo cual el Parlamento podrá tener un voto decisivo.

 Obama buscaba convencer a los estadounidenses preocupados diciéndoles que la intervención en Siria, donde más de 100.000 personas han muerto en dos años y medio de guerra civil, serviría a los intereses nacionales de seguridad de Estados Unidos.

"Si decimos de una manera clara y decisiva pero muy limitada (...) ’dejen de hacer esto’, eso puede tener un impacto positivo en nuestra seguridad nacional a largo plazo", dijo a "PBS Newshour" en una entrevista televisada.

"Y puede tener un impacto positivo en el sentido de que las armas químicas no volverán a ser usadas nunca más contra civiles inocentes", agregó. 

Aunque aclaró que aún no había tomado una decisión sobre una acción militar, Obama dejó pocas dudas acerca de que la opción no era si castigar a Siria por los ataques con gas, que dejaron cientos de civiles muertos en suburbios de Damasco controlados por los rebeldes, sino cuándo hacerlo.

"Hemos concluido que el Gobierno sirio de hecho realizó esto", agregó Obama el miércoles por la noche.

Siria dice que no realizó los ataques con gas y culpa a los rebeldes. Washington y sus aliados sostienen que la negativa siria no es creíble.

INSPECTORES

Los inspectores de armas de Naciones Unidas ya estaban en Siria antes del ataque de la semana pasada y han llevado a cabo investigaciones en el lugar. Ban Ki-moon instó a los países a dejar que el equipo termine su trabajo.

Moscú, un aliado del presidente sirio Bashar al-Assad, es casi seguro que vetará cualquier pedido de intervención en el Consejo de Seguridad de la ONU. Un reporte de que Rusia planea enviar dos buques de guerra al este del Mediterráneo subrayó las complicaciones que rodean incluso un ataque militar limitado.

Líderes occidentales tienen previsto viajar el próximo jueves a Rusia para una reunión del G-20, un evento que podría influenciar el momento de cualquier ataque.

El presidente ruso, Vladimir Putin, sostuvo que los líderes occidentales están usando los derechos humanos como un pretexto para imponer su voluntad sobre otros estados soberanos.

Mientras que algunos analistas de la industria financiera se inclinan por el hecho de que los líderes pueden esperar hasta después de la cumbre para actuar.

"Una demora de un probable ataque militar estadounidense contra Siria, con o sin Francia y Gran Bretaña, ahora parece más probable, pienso, para después de la cumbre del G-20 del 5-6 de septiembre", dijo Nomura Global Markets research en una nota.

Un portavoz del principal grupo opositor sirio, el Consejo Nacional Sirio, dijo que los adversarios a Assad confiaban en que los líderes occidentales estaban preparados para actuar.

El portavoz dijo que el líder del Consejo Nacional Sirio, Ahmed Jarba, y el presidente francés, Francois Hollande, habían discutido una intervención de dos vías para primero atacar instalaciones usadas para lanzar armas químicas y luego para impactar otras bases del Gobierno en Siria.

"Estamos muy felices. Francia y sus socios están bastante decididos a castigar al régimen sirio", dijo el enviado del grupo Monzer Makhous a Reuters después de las conversaciones. "Luego habrá asistencia militar para ayudar a la oposición a modificar el balance de poder", agregó.

Hollande instó a Jarba a crear una fuerza militar creíble en las conversaciones del jueves, subrayando la preocupación occidental de que la oposición sea incapaz de controlar las milicias vinculadas a Al Qaeda en terreno sirio.

En Damasco, residentes y opositores dijeron que las fuerzas del presidente Bashar al-Assad parecían haber evacuado la mayoría de su personal de los cuarteles del Ejército y el comando de seguridad en el centro para prepararse para una acción militar occidental.

Por su parte, el Comité Internacional de la Cruz Roja dijo que la escalada de la crisis en Siria tras el aparente uso de armas químicas empeorará la situación en el país, donde el sufrimiento de civiles ha alcanzado niveles sin precedentes.

A pesar de los sondeos de opinión que muestran que los estadounidenses se oponen a un involucramiento más profundo en el conflicto sirio, Obama ha estado bajo presión por su declaración de hace poco más de un año de que el uso de armas químicas representaba una "línea roja". 

La opción más probable, dicen funcionarios estadounidenses, será lanzar misiles desde buques de Estados Unidos en el Mediterráneo en una campaña que duraría días.

Jueves, 29 de Agosto de 2013 14:16. Isabel Soto Mayedo #. Militarización y militarismo

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris