Facebook Twitter Google +1     Admin

Sueños motorizados en Cuba

20140207210432-autos-en-cuba.jpg

el ingenio popular nunca tendrá parangón...un regalo de fin de semana!!!

Décima al Peugeot en tiempos de venta

Cada año que empezamos
En mi casa se concilia
Entre toda la familia
A ver qué cosa compramos.
De esa manera alcanzamos
Cumplir más de una meta:
Se compró una bicicleta,
El micro way, la nevera
Y hasta a la pared, por fuera,
Se le reparó una grieta.
Este enero la alborada
Llegó con muchos empeños
Y nos planteamos los sueños
Para la nueva jornada.
Mi mujer, entusiasmada,
Soltó un reto bien bajito:
-“Si entre todos, un poquito
Nos apoyamos y ahorramos,
Este año nos compramos
Para pasear, un carrito”.
En eso llegó Cuñarro,
Amigo que había escuchado
Que había una Ley del Estado
Para la venta de carros.
-“¡Pues, a dar candela al jarro!
”Exclamaba el yerno mío,
-“Suelte ya ese desafío,
Diga los precios que hay
Y aprestémonos, caray;
¡Que andando se quita el frío!
” Cuando aquel hombre sacó
El papel, vimos los precios…
Un ejército de necios
Por la casa se regó.
Mi suegra se desmayó,
El nieto rompió la cuna,
A mi mujer le dio una Fatiga,
casi la entierra,
Y allá en el patio la perra
Se enfureció con la luna.
Pues nada, para comprar
El carrito más barato
Hay que apretarse el zapato
Y hasta tendremos que ahorrar.
Voy a tener que empeñar la cosecha de
aguacate,
El niño que venda el bate
Con el guante y la pelota
Y sepa que no se bota
Nada del escaparate.
Venderemos la nevera
El microway, el fogón
La cama grande, el colchón
Y hasta la olla arrocera.
La tele, la cafetera,
La plancha, la secadora
La ropa de mi señora
El collar, el pulso, el broche,
La lamparita de noche
Y también la lavadora.
Vamos a vender también
La mata de mamoncillos,
Los bloumers, los calzoncillos,
Un caldero y la sartén.
Venderemos como cien Libros,
que tengo en mi hogar,
La tabla para planchar,
La mesa, las cuatro sillas
Y como cinco bombillas
Que tengo para alumbrar.
La bicicleta sera
Vendida al mejor postor.
Y el viejo ventilador
Buena plata nos dará.
Hay una puerta que da
Para el patio,
Si la quito
Puede que entre el mosquito
Pero como todavía
Está firme, me daría
Un poco de dinerito.
También pienso renunciar
A la cuota en la bodega
A ver si ahorrando nos llega
Lo que falta por lograr.
Y hasta a la hora de dar Del cuerpo,
en un gesto diario
Habrá que ser solidario
Y sin que nadie se abruma
Usar hoja de yagruma
Como papel sanitario.
Olvidaremos los vicios;
Adiós cigarro, adiós ron.
Montarse tras un timón
Bien vale sus sacrificios.
Haremos mil artificios
Con el dinero precario
Y sin ser estrafalario
Meteremos en el gorro
De la estrechez y el ahorro
Buena parte del salario.
A pesar de todo eso;
De acostarme sin comer,
De olvidarme del placer
Y de quedarme en el hueso.
A pesar de tanto exceso
De sacrificio sufrido
Ya me siento convencido
Que voy a morirme yo
Sin montarme en un Peujeot
Por el precio desmedido.
Ni mi nieto más chiquito
De dos añitos de edad
Tendrá la oportunidad
De montarse en el carrito.
Puede que su nietecito
Le dé fin al desconsuelo
Y pensará en su desvelo
Manejando con empeño
Que al fin ha cumplido el sueño
Que tuvo el tatarabuelo"!!!!


(Tomado de Cubanos en primer plano. En http://www.cubano1erplano.com/2014/02/decima-al-peugeot-en-tiempos-de-ventaen.html)

Viernes, 07 de Febrero de 2014 13:04. Isabel Soto Mayedo #. Cuba

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris