Facebook Twitter Google +1     Admin

Petrocaribe más allá de la cooperación energética

20150905203504-petrocaribe.jpg

Petrocaribe, mecanismo de cooperación energética creado por iniciativa de Venezuela, acumula hoy más de una década de contrarrestar el monopolio de las grandes transnacionales dedicadas a la explotación y comercialización de los hidrocarburos.

Su conformación, a partir de la firma del acuerdo de Puerto la Cruz (Venezuela, 29 de junio de 2005), dotó al sur del hemisferio americano de un instrumento destinado a fomentar la colaboración y la solidaridad entre sus miembros en aras de avanzar hacia la independencia energética.
"Esta es una plataforma más de una gran plataforma unitaria que desde América Latina y el Caribe estamos impulsando a favor de la integración", definió acerca del proyecto su artífice e impulsor principal, el exmandatario venezolano Hugo Chávez (1954-2013).
Acorde con esa visión Petrocaribe suministra el crudo venezolano en condiciones ventajosas y asume los costos de transporte y del desarrollo de la infraestructura necesaria para su aprovechamiento.
Como contrapartida a la volatilidad de los precios en el mercado internacional y a la poca accesibilidad a las fuentes energéticas, problemas sobre todo para las pequeñas naciones consumidoras del Caribe, el ente proporciona el petróleo y sus derivados con créditos blandos y otras facilidades de pago.
Asimismo garantiza la cooperación en materia tecnológica en ese sector y la capacitación del personal encargado, en tanto contribuye al progreso económico de esos países y en el orden científico técnico, ambiental y alimentario.
Venezuela, quinto exportador mundial de petróleo, es el motor del engranaje que sumó inicialmente a 14 países latinoamericanos y caribeños, y ya cuenta con 19.
Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, El Salvador, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y Las Granadinas y Surinam son los otros participantes.
De forma equitativa, estas naciones reciben las ventajas de contar con una fuente de abasto de hidrocarburos estable con financiamientos de 40 por ciento cuando el precio del petróleo supera los 50 dólares en el mercado, 50 por ciento si sobrepasa los 80 dólares y 60 por ciento si se sitúa en 100 dólares.
Paralelo a esto es una suerte poder quitarse del camino a los intermediarios y a la especulación en materia energética, mientras crece el intercambio comercial intrarregional.
Pero más allá de lo concerniente a la energía, el fondo de Petrocaribe posibilitó adoptar acciones tendentes a revertir las secuelas que dejaron en esos países (salvo Cuba) las políticas neoliberales.
La creación de infraestructura, de refinerías, de plantas de llenado de gas licuado, de almacenamiento y distribución de crudo y derivados, de generación de energía eléctrica, se multiplicaron en esta década así como proyectos en educación, salud y otros orientados a la seguridad alimentaria.

Sábado, 05 de Septiembre de 2015 12:35. Isabel Soto Mayedo #. América Latina

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris