Facebook Twitter Google +1     Admin

Oxigenar el SICA, imperativo para Centroamérica

20160220030745-guillermo-guatemala-morales-nacional-cultura-lncima20160218-0155-5.jpg

La oxigenación del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) a partir de la actualización de sus instituciones y estatutos, así como de la racionalización de los gastos, es considerada un imperativo por parte de Costa Rica.

Durante una conferencia magistral, pronunciada en la estatal Universidad de San Carlos de Guatemala, el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, insistió en la urgencia de propiciar el aggiornamiento o reacomodo a los nuevos tiempos de ese mecanismo de integración y sentó las pautas para concretar ese proceso.
"Hoy nuestra región no está más cerca de la integración de lo que lo estaba hace 15 años y, peor aún, podría encontrarse en una fase regresiva, alejándose del objetivo fijado en aquel momento", declaró. Para el reconocido historiador y politólogo costarricense, la superación del marasmo, parálisis y desaliento en el ámbito del SICA sólo será posible cuando todos sus miembros asuman que los tiempos cambiaron y concuerden en la necesidad del refrescamiento, actualización y relanzamiento del sistema.
Además de Costa Rica forman parte de ese instrumento Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá, Belice y República Dominicana.
Casi dos décadas después de la creación del ente regional, el 13 de diciembre de 1991, mediante la suscripción del Protocolo a la Carta de la Organización de Estados Centroamericanos o Protocolo de Tegucigalpa, no caben las aspiraciones unionistas basadas en visiones militaristas y anexionistas, opinó.
Hay que recuperar la unidad en la diversidad con un SICA reconstruido y fortalecido, remarcó y en ese sentido instó a los estados miembros cumplir con lo que calificó como su principal obligación: mejorar las condiciones de vida y de educación del pueblo.
Sólo de ese modo será posible alcanzar "el horizonte de esperanza, paz, prosperidad y felicidad a los que los pueblos aspiran", aseveró.
En correspondencia con esa visión, sugirió que el trabajo mancomunado por la reversión progresiva de la situación de infantes, mujeres, adolescentes, ancianos, indígenas y afrodescendientes en el área, puede ser un punto de partida para avanzar hacia el restablecimiento de la salud del SICA.
Otro elemento a considerar desde esa perspectiva es procurar la coordinación y aceptación de una postura internacional frente al cambio climático desde Centroamérica, una de las regiones más impactadas por esta problemática en el mundo, recomendó.
La integración centroamericana atraviesa una fase regresiva, después de haber mostrado un horizonte muy promisorio hace tres lustros, reflexionó Solís, quien poco antes de ser investido como gobernante aseguró que por encima de todo es y será un catedrático universitario.
Con base en las herramientas teóricas ganadas con una licenciatura en Historia (Universidad de Costa Rica), una maestría en Ciencias Políticas y Sociología (Tulane, Estados Unidos), y una pasantía como investigador por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, detalló los factores que a su juicio mellan el arraigo, la credibilidad y el avance del SICA.
Primero: la debilidad institucional, la descoordinación y la deficiente capacidad operativa del sistema, de sus órganos y de sus entidades especializadas, que limitaron hasta ahora la operatividad de la secretaría general.
Segundo: la poca efectividad de conducción, construcción de consensos y seguimiento de los acuerdos aprobados, de los cuales algunos están pendientes de ejecución mientras otros ni siquiera se cumplen.
"¿Cómo se puede justificar la existencia de un sistema cuyas resoluciones carecen de toda relevancia o cuyos Estados no los acatan?", cuestionó el también exjefe de Gabinete del ministro de Relaciones Exteriores y Culto durante la primera administración de Ã"scar Arias Sánchez (1986-1990).
Acto seguido mencionó como tercer síntoma de la fragilidad del SICA las asimetrías estructurales de todos los países, lo cual provoca que cada uno de estos desarrolle por separado sus políticas sociales, culturales, de seguridad o justicia.
Esto pesa gravemente sobre la posibilidad de alcanzar una integración más eficaz y perfecta, remarcó e hizo notar como cuarto lunar que ensombrece la obra integradora la caducidad del Protocolo de Tegucigalpa.
Buena parte de ese documento se ha visto superado y por ende está desactualizado, de ahí la importancia de emprender un proceso de discusión y reconsideración completa de la integración, argumentó.
Por último, apuntó la necesidad de definir una posición común centroamericana en aspectos medulares como el cambio climático, los desastres asociados a este, el terrorismo o las multinacionales.
"Esta es una oportunidad única para dar un golpe de timón que devuelva la fuerza y el sentido de la integración", dijo el gobernante, poco antes de concluir sus "Reflexiones en torno a Guatemala, Costa Rica y la integración centroamericana".

RETORNO DE COSTA RICA A MESA POLÍTICA DEL SICA
En el ámbito de un encuentro con la prensa en Guatemala, tras un intercambio sobre estos temas con su homólogo Jimmy Morales, Solís manifestó su confianza en el pronto reingreso de Costa Rica a la mesa política del SICA tras su salida en una reunión celebrada en El Salvador el 18 de diciembre de 2015.
"Nada me gustaría más que esa perspectiva de una Centroamérica junta que se exprese pronto en una restitución completa de la participación política de Costa Rica en el SICA", señaló.
No obstante, advirtió que la participación plena de Costa Rica en ese foro requiere "pensar seriamente los desafíos de la región y emprenderlos desde la integración con un espíritu efectivo, eficaz que responda a las necesidades de los pueblos".
"La unidad no solo debe ser una expresión territorial, sino que debe expresarse claramente en acciones positivas como las que el presidente Morales y yo queremos emprender del progreso mayor de Centroamérica", recalcó.
Mas acotó que "ello requiere que nos pongamos a pensar en cuáles son los desafíos que Centroamérica enfrenta y cómo debemos emprenderlos, desde la integración, con un espíritu efectivo, eficaz, que responda a las necesidades de nuestros pueblos y sus aspiraciones de unidad". Estas ideas fueron expresadas de forma indistinta por Solís en ocasiones anteriores y todo parece indicar que cuentan con el respaldo de sus pares de Guatemala y Honduras, Juan Orlando Hernández, concuerdan analistas.
De hecho, Solís arrojó luz sobre las eventuales posiciones coincidentes entre Guatemala y Costa Rica, y significó el hecho de que ambas "comparten un espacio geopolítico en el que jalonan la integración".
"Las dos naciones tienen una responsabilidad muy importante en convertirse en motores de desarrollo regional centroamericano", indicó, en la misma medida en que adelantó planes de reforzar la conectividad entre estos por aire, mar y tierra; así como las inversiones e intercambio comercial.
Como muestra del buen estado de las relaciones bilaterales, Solís fue investido Embajador de la Paz de Guatemala por Morales en una ceremonia celebrada el 18 de febrero en el capitalino Palacio Nacional de la Cultura.
A propósito de ese nombramiento el visitante protagonizó la tradicional ceremonia del Cambio de la Rosa, concebida para mantener la memoria del espíritu que posibilitó la rúbrica del Acuerdo de Paz Firme y Duradera entre el Gobierno y la guerrilla guatemaltecos, el 29 de diciembre de 1996.
Ese documento marcó el fin de la guerra civil en este país, que dejó un saldo de más de 200 mil personas muertas y 45 mil desaparecidas, según la Comisión para el Esclarecimiento Histórico (CEH, 1999) de la Organización de Naciones Unidas.

El presidente de Costa Rica realiza una visita a Guatemala del 18 al 20 de febrero marcada por una perspectiva integracionista y el deseo de fortalecer las relaciones bolaterales.

Viernes, 19 de Febrero de 2016 14:03. Isabel Soto Mayedo #. Amerrique

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris