Facebook Twitter Google +1     Admin

Desterrar el racismo debe ser prioridad, coinciden en Guatemala

20170331015557-ismserieindigenasguatemala-17-.jpg

Desterrar el racismo y la discriminación hacia los indígenas debe ser una prioridad en Guatemala, porque es la única forma de garantizar el desarrollo pleno del país, coincidieron hoy representantes de estos pueblos y de organismos internacionales.

La marginación a las naciones Xinca, Maya y Garífuna, obstaculiza el despliegue de las potencialidades que estas poseen desde tiempos ancestrales y su capacidad para aportar en el orden económico, político, social y cultural al progreso, reconocieron los participantes en un foro de análisis sobre el tema.

En el encuentro, dedicado a evaluar el estado de cumplimiento del Acuerdo Sobre Identidad y Derechos de los Pueblos Indígenas (1995) entre el Gobierno y la Unión Revolucionaria Nacional Guatemalteca, los asistentes cuestionaron la falta de políticas gubernamentales a favor de estas poblaciones autóctonas.

Aunque el documento histórico reconoció la trascendencia histórica de esos pueblos originarios, sus habitantes son los más impactados por la pobreza y adolecen de servicios de salud, educación, viviendas dignas y otros beneficios; así como del respeto al derecho a defender sus territorios y estilos de vida.

Esto supone un cumplimiento muy limitado, apenas 34,73 puntos porcentuales, del pacto contemplado entre los Acuerdos de Paz que pusieron fin a la guerra interna en Guatemala (1960-1996), refiere el informe presentado por el Programa Maya y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

El material, titulado Acuerdo sobre Identidad y Derechos de los Pueblos Indígenas: Avances y desafíos a 20 años de la firma de los Acuerdos de Paz, detalla en unas 60 páginas la situación de las naciones indígenas en este país y denuncia la criminalización a los defensores de sus derechos.

Los acuerdos continúan siendo una deuda histórica al reconocimiento pleno y expreso de la identidad de los pueblos Maya, Xinca y Garífuna, por cuanto estos refrendaban la conformación de un Estado multinacional, pluricultural y plurilingüe, con enfoque de derechos humanos, individuales y colectivos, señala.

Asimismo sugiere estimular a organizaciones civiles y poblaciones indígenas a continuar velando por el cumplimiento de lo convenido en 1995 y exige a la comunidad internacional a no desatenderse del apoyo a estos reclamos.

Con base en los datos aportados por la investigación, la coordinadora residente del Sistema de Naciones Unidas en Guatemala, Rebeca Arias, instó al Estado a trabajar en la elaboración y ejecución de programas enfocados en revertir esas problemáticas, pero con pertinencia cultural y equidad de género.

Jueves, 30 de Marzo de 2017 17:55. Isabel Soto Mayedo #. Indígenas

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris