Facebook Twitter Google +1     Admin

Suerte de un violador y más en el universo militar en Guatemala

20160317072849-hall-occ2.png

Los prejuicios de una sociedad marcada por el patriarcalismo y la determinación de las autoridades del Ministerio de Defensa favorecen a un soldado violador en Guatemala, que sigue libre pese a las denuncias en su contra.

De acuerdo con la abogada, Paula Barrios, la institución querellante en el caso carece de información acerca de cuándo se podría ejecutar la orden de captura emitida por el Ministerio Público (MP) contra el trabajador del Instituto Adolfo V. Hall del departamento suroccidental de Retalhuleu, por la violación sexual de una estudiante del centro.
El Juzgado de Primera Instancia Penal de esa demarcación continúa sin firmar la orden de aprehensión, mientras el acusado sigue sin ser localizado, según la coordinadora general de Mujeres Transformando el Mundo.
Mientras, los jerarcas del Ejército dicen desconocer el paradero del acusado y esgrimen que ya ordenaron al traslado de todo el personal, incluso del director.
Por otra parte, la vocera del MP, Julia Barrera, niega dar más información a la prensa al respecto so pretexto de que ello podría entorpecer la investigación alrededor del caso.
¿Cuándo será ejecutada la orden de aprehensión? Es la pregunta que se impone y no encuentra respuesta en ninguno de los encargados, en tanto crecen los recelos acerca del giro que puedan tener los acontecimientos.
Estos ganaron espacio a partir de los pronunciamientos del titular de la Defensa, general Williams Mansilla, quien trató de minimizar el delito cometido por el soldado bajo el presunto argumento de que la víctima y el victimario tenían una relación sentimental hacía algún tiempo.
De hecho, la principal medida que tomó esa cartera después de la denuncia del 1 de marzo fue sacar a todas las alumnas del internado y obligarlas a buscar una vivienda afuera.
El vocero del Ejército de Guatemala, coronel Hugo Rodríguez, explicó que las mujeres deberán buscar una casa de pensionistas para poder continuar con sus estudios.
"Nuestra idiosincrasia no nos da para tener esa relación a una edad de 17 años", afirmó Mansilla, en alusión a la convivencia diaria de estudiantes de los dos sexos en el centro.
Acorde con la denuncia que destapó la Caja de Pandora, una joven de 15 años fue drogada y violada en el Instituto Adolfo V. Hall mientras se encontraba retenida por una sanción dentro del lugar.
En esa casa de estudios, con 330 alumnos de los cuales 35 son mujeres, el personal que labora depende directamente del Ministerio de la Defensa.
La mitad del presupuesto que mantiene la institución viene de esa cartera de Gobierno y la otra del Ministerio de Educación, además de las cuotas que pagan los padres de familia, más las mujeres en el centro solo pueden estudiar para Périto Agrónomo o para ser Subteniente de Reserva en la Armada de Infantería.

Miércoles, 16 de Marzo de 2016 23:28. Isabel Soto Mayedo #. Militarización y militarismo

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris